De un informe parlamentario
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 04 de Marzo de 2019 00:01

altRedundante, aunque necesaria afirmación, todo parlamento que se precie es irreductiblemente plural.

Por más que lo controle una o varias fuerzas políticas, obran las divergencias que sólo las reglas democráticas pueden dirimir en atención a la representación popular que ha de reivindicar.

Se dirá de una democracia deliberativa frente a la agregativa, u otras de las perspectivas que aportan las ciencias sociales para avisar de la obligada complejidad de la política y de lo político, pero luce difícil desmentir que la pluralidad es una característica fundamental y definitoria de la instancia. Por ello, no se entiende la Asamblea Nacional, por duro y  peligroso que sea el asedio oficialista, como expresión de una unidad monolítica, inexpugnable, blindada o muerta como la de las piedras.

La Fracción Parlamentaria del 16 de Julio, inspirada en un hito histórico, como el de la consulta popular de 2017, leal a las banderas más exigentes de la oposición,  no siendo todo lo minoritaria que sus adversarios predican, ha sostenido posturas serias y coherentes, suficientemente documentadas en sus propuestas, advertencias, votos salvados y el empleo de la palabra, a veces difícil, gracias a la incomprensión misma de la dirección del debate que ha pretendido desconocer tan elemental derecho. Democrática, unitaria y opositora, la legítima agrupación de trabajo no sólo ha contribuido con sendos proyectos de ley; ha denunciado a la dictadura en sus facetas más obscuras y contaminantes, o  avisado con antelación de los fracasados diálogos con Miraflores, sino que ha insistido en el  cumplimiento mismo del rol histórico de la Asamblea Nacional en una coyuntura tan inédita. 

Nuestra política parlamentaria tiene por rasgo principal el de la claridad y la transparencia, y absolutamente nadie puede asegurarse traicionado por las posiciones adoptadas. En contraste con las sobrevenidas propuestas de acuerdo asambleario, apenas conocidas cuando comienza la sesión o las plantea el orador proponente, con razonable anticipación compartimos las nuestras y, no por casualidad, un mes después de lanzada, la cámara consideró y aprobó el texto que cuestionó a José Luis Rodríguez Zapatero, en 2018; o, recientemente, argumentamos en  la plenaria, la autorización de la misión de paz de conformidad con el ordinal 11 del artículo 187 constitucional, a través de un documento muy concreto que no debe tardar para la votación correspondiente.

No solemos sorprender a nadie y, por ello, reclamamos la efectiva participación en los debates que, por lo demás, un principio  universalísimo de todo foro parlamentario, pues, aunque parezca mentira,  por un absurdo cálculo o una lamentable convicción, los hay deseosos de censurar a la citada Fracción, no sin violentar el Reglamento Interior y de Debates. Todo diputado tiene el derecho y, aún más, el deber de intervenir, al juzgarlo oportuno y conveniente, en las deliberaciones, cuyo orden y disciplina se entiende con la representación que se ejerce, dice o aspira a ejercerse, a través del micrófono. 

Acotemos, la libertad y la democracia deben realizarlas los sectores que las demandan, porque – ocurriendo lo contrario – en nada nos distinguiríamos del socialismo que las ha triturado. Por muy post-moderno que creamos el parlamento del siglo XXI, con todo lo que implica una definición tan arbitraria y también amable, constituye un disparate la aplicación del método d’Hont para zanjar las discusiones que deben ser tales.

Para la debida información y fines consiguientes de todo aquél, interesado o no, en las realidades que cursan, la Fracción 16 de Julio seguirá cumpliendo el mandato electoral de 2015, renovado en 2017. Hoy, adquiere graves dimensiones que apuntan a retos insospechables para recobrar todo aquello que la presente centuria nos ha negado.

 alt

  

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com