De 23E al 23F
Escrito por Williams Caballero | @wcaballerolopez   
Viernes, 15 de Febrero de 2019 01:08

altEl 23 de enero se juramentó, como lo establece la Constitución nacional, el diputado Juan Guaidó como Presidente de Venezuela. 

El 23 de enero se inició el proceso para enrumbar al país hacia una transición clara. 

Ese día, en medio de una muchedumbre de ciudadanos en las calles, se emprendió el camino hacia la liberación de Venezuela. 

Durante esa jornada icónica volvieron a soplar los vientos de liberación para Venezuela y todos y cada uno de los venezolanos. 

Ese día, el presidente de la Asamblea Nacional optó por la Ruta del Coraje y trazó una línea de acción establecida en tres pasos: Cese de la Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres para el país. 

Un 23 de enero, esta vez del 2019, se abrieron los horizontes de esperanzas que han movilizado a toda la nación. Qué han reavivado el país y lo han cimentado en una senda de ilusión y de posibilidades ciertas para el fin de la oscuridad que siempre ha representado el socialismo. 

Ahora, se nos viene el 23 de Febrero. Justo un mes después de iniciado este proceso, el presidente encargado de la república anuncia al país la entrada de la Ayuda Humanitaria para la República. 

El 23 de febrero, diga lo que diga Maduro, chillen lo que chillen, la Ayuda Humanitaria entrará a la nación y Juan Guaidó se hará respetar como el Presidente legítimo de Venezuela. 

La inmensa mayoría del país ve con anhelo que entren a la nación medicinas y alimentos, ven con agrado que lleguen insumos médicos. Esperan, cargados de ilusión, que entren alimentos para nuestros niños y abuelos desnutridos. 

La inmensa mayoría del pueblo quiere que Maduro termine de irse de Miraflores para emprender la tarea de la reconstrucción nacional. Así de sencillo. 

El 23 de febrero será un día inolvidable porque constituirá uno de los golpes más duro para los usurpadores de Miraflores; porque ese día quedará en evidencia que el poder que dice tener Nicolás Maduro es como agua escapándose entre sus propios dedos. 

Así como fue una derrota política el que la embajada de los EEUU sigue abierta en Caracas, así como ha sido una derrota política el nombramiento de embajadores por Juan Guaidó y su reconocimiento en Europa y América Latina, así será con la Ayuda Humanitaria. 

 Este 23 de febrero se vendrá la avalancha humanitaria y humana más grande de la cual se tenga memoria en el país, y representará la luz en medio de la oscuridad del socialismo. 

Vamos bien Venezuela… Vamos bien… Sigamos en esta ruta de trabajo, y de liberación de nuestra amada tierra, que hoy nos necesita más que nunca. 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com