La ciudadanía y el Presidente
Escrito por María Alejandra Malaver | @malemalaver   
Martes, 15 de Enero de 2019 07:16

altNuestra nación está sumergida en un período muy turbulento de su historia.

Por un lado, un hombre quien se juramentó como presidente de la república, y que no es reconocido por la Asamblea Nacional, ni por la mayoría de los gobiernos del mundo, y por el otro, Juan Guaidó quien es el presidente legítimo de la Asamblea Nacional (AN) y la persona reconocida por la comunidad internacional para ser el Presidente de la Venezuela hasta que se den unas elecciones libres.

Frente a semejante dualidad, y tan aguda coyuntura política, los ciudadanos tenemos el deber de participar más que nunca, y de exteriorizar nuestra opinión. 

Permítanme repetir una frase, que en su momento estuvo trillada, que dice: “la soberanía la ejerce el pueblo”, es decir, cada uno de los ciudadanos. 

Por ende, es la sociedad la que está llamada a elevar su voz en medio de la crisis que atravesamos. Sabemos que las elecciones del pasado 20 de mayo no fueron válidas, por la sencilla razón de que no hubo condiciones para ellas, y porque millones de venezolanos no se plegaron a ese proceso de elección. 

Los ciudadanos deben ser oídos; y su voz debe respetarse. Si la voz de los ciudadanos, es la esencia misma de la soberanía, entonces se le debe escuchar hoy más que nunca. 

Más allá de mi opinión personal, que como ustedes saben es de férrea oposición al régimen que encabeza Nicolás Maduro, y sobre mis personales reservas con relación a la figura de Juan Guaidó, a quien conozco su proceder y pasado político, aunque es justo aplaudir sus últimas acciones, soy de la creencia que son los ciudadanos quienes deben guiar lo que suceda en el país. 

Para la inmensa mayoría de los venezolanos, Maduro dejó de ser presidente de la república el pasado 10 de enero, y su juramentación ante unos cuestionados magistrados es repudiada por todos nuestros connacionales y por una comunidad internacional que está decidida a mantener su no reconocimiento a lo que juzgan como un régimen de facto. 

Entonces, la organización de los ciudadanos en cada comunidad, en cada municipio, es fundamental. Los partidos políticos de la oposición, así como los sindicatos, y los diputados nacionales tienen un rol que desempeñar, pero, a la vez, nosotros como sociedad tenemos el nuestro. 

Y no solo hablo de marchar o realizar actividades de calle, sino que los ciudadanos debemos ejercer las presiones que sean necesarias para lograr los cambios que la patria necesita con un carácter de extrema urgencia. 

La ciudadanía debe ser la que determine quién será el nuevo presidente. La ciudadanía es la que debe determinar el futuro del país. Piensen lo que piensen los políticos, y los diputados,  éstos deben escuchar  a los ciudadanos y si actúan correctamente contarán con el aval de la sociedad venezolana. 

Por último, quiero usar otra frase la de “calma y cordura”, esto como un llamado a la sensatez de los ciudadanos venezolanos. Muchas personas quienes acciones desesperadas e inmediatas, pero Juan Guaidó, como es lo correcto, está trabajando con pasos medidos y cuidadosos, él sabe que no puede darse el lujo de cometer errores, por eso actúa de la forma que lo hace. 

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com