Peligros
Escrito por Pompeyo Márquez | @fundapompeyo   
Lunes, 29 de Junio de 2009 08:59
No se deben ocultar los peligros que confronta la realidad nacional. El intento de una minoría por imponer un nuevo modo de vida a una mayoría es uno de los más inminentes. La obsesión de una autocracia con tendencias totalitarias de querer dominar los más diversos espacios de la sociedad, entre los que no vacilamos en ubicar en lugar destacado la violación a la Constitución, así como utilizar al TSJ y a una Asamblea Nacional que poca representatividad tiene para darle visos de legalidad a los atropellos que se le ocurren al híper-líder presenta peligros que están a la vista. Ninguna sociedad se deja aplastar sin luchar. Esta es una suerte de ley social.

Cuando observa que el autócrata y sus acólitos más cercanos pregonan que ellos tienen un proyecto socialista y para nada toman en cuenta que esa tendencia fue derrotada el 2D de 2007 y en la actualidad tiene un rechazo superior al 80% no puede menos que repetir hasta el cansancio que ello constituye un peligro.

Esta realidad no puede ser ocultada esgrimiendo la existencia de un magnicidio y muchísimo menos resolverse sobre la base de la acusación de golpista o desestabilizadores. Los principales golpistas son los que se ubican al margen de la Constitución, rompen con el estado de Derecho y establecen una especie de ley de la selva a la medida de los que están mandando apoyados en una legalidad ilegítima como la que están estableciendo.

Hay que hablarle claro al país para que tome conciencia de lo que está aconteciendo, para que acelere su unidad más amplia y una organización flexible capaz de derrotar estas políticas.

No vacilo en reconocer que la unidad nacional que se debe estructurar, partidos, gremios, sociedad civil en general es para derrotar estas políticas, para establecer una convivencia democrática de los venezolanos y venezolanas, para preservar la paz y hacer respetar a la Constitución y a los resultados electorales. Al referirnos a estos últimos es indudable que Chávez ha traspasado la “raya amarilla”. Que intenta descalificar al voto, que se siente minoría y acosado por mil problemas provocados por su errada actuación que desconoce a la realidad nacional y lee muy mal lo que sucede en la esfera internacional.

La autocracia es derrotable. El porvenir de Venezuela es vivir en un régimen democrático con justicia social. Querer trasplantar a nuestro país un modelo cubano fracasado a lo largo de 50 años es un camino equivocado. La más amplia unidad nacional para salvar a la sociedad venezolana es un imperativo que se cumplirá. Sólo se necesita una dirección política que lo comprenda.
blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com