Infames desde siempre
Escrito por Nicomedes Febres Luces   
Lunes, 17 de Diciembre de 2018 05:58

altConfieso que en algunos juicios me dejo guiar por los instintos o por el aspecto de las personas y cuando era chamo eso me trajo problemas.

Por supuesto, el hacer juicios con esa base es un disparate y es mejor actuar como adulto racional en base a razones.

Pero todavía cuando veo a algunos individuos como el difunto y a pablo iglesias, juro que las ganas no me faltan para un lance personal. Lo digo porque al ver en la tele al difundo el día del por ahora, sentí que debieron quebrarlo allí mismo. Es más creo que el culpable de este inmenso desastre es CAP al no arrasar con todos los golpistas, porque si te tiran una parada de esas dimensiones, ellos no pueden esperar que de acá vengan juegos florales.

Pero más allá del discurso esquizofrénico del gobierno elegido en 1998, fue el deslave de Vargas lo que me dio la medida de la catadura moral de estos rufianes. No sé si fue la tragedia del terremoto que me pilló en primera fila y comenzando a trabajar en la Cruz Roja, lo que me sensibilizó ante la tragedia de ver gente enterrada viva o desaparecida entre escombros. Eso es terrible, dantesco e inolvidable. Entonces como es posible que estos criminales hayan generado un bloqueo informativo desde dos días antes de los hechos y no avisarle a la población para que se salvara de la tragedia que se le venía encima, y todo por un pendejo referéndum que tenían ganado porque la gente en ese momento deliraba por ese criminal. Cómo es posible que haya muerto tanta gente por esa infamia militar, incluso, aun despotrico del general Raúl Salazar que era el ministro de la defensa por no imponerse en ese momento y acudir a salvar a los sobrevivientes desde el comienzo. Presumo que él es un hombre de bien y hermano de mi amigo Eddy Salazar, médico egresado del Hospital Vargas un año antes que yo. Pero aun así fue un infame, porque el primer deber de los militares es proteger a la población civil que es además quien les paga sus salarios. Y uno oía los rumores de una tragedia que estaba sucediendo en Vargas y los medios no podían informar nada y con tanto rumor en cualquier sentido nadie sabía nada. Recuerdo un detalle muy significativo para mí y fue ver en la tele a un viejo conocido, Edgar Paredes, un copeyano tranquilo, callado y humilde que ocupó un alto cargo en el segundo gobierno de Caldera, creo que jefe de la Oficina de Presupuesto, que buenamente trató de subir y llevar frazadas y comida por el teleférico hacia la playa y se le atravesó el cretino del teniente Otayza, todo atlético y retrechero prohibiéndole subir y diciéndole a Paredes de forma grosera que ellos los militares, lo tenían todo controlado, cuando lo cierto es que muchos sobrevivientes estaban a merced del malandraje que saqueaba. Desde ese día le hice la cruz a Otayza y confieso que su prematura muerte no me causo ningún dolor. Tan me irritó, que como sabía que tenía inquietudes intelectuales y era alumno de Castro Leyva, a este también le hice la cruz y le confieso mi ojeriza, pese a que un entrañable amigo se considera su discípulo.

Para mí el 16 de diciembre de hace 18 años seguirá siendo una fecha luctuosa y fue cuando descubrí que estos militares chavistas son unos infames desde siempre porque dejaron morir a mucha gente inocente. Esa es otra deuda pendiente.

Fuente: FB del autor


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com