El café de los espías
Escrito por Alexander Cambero | TW: @alexandercamber   
Martes, 13 de Noviembre de 2018 04:05

altEn las entrañas del poder la lucha es fratricida.  No se necesitan furiosas exposiciones de la pólvora, con un saldo de víctimas desperdigadas,

para saber que el régimen sufre un proceso cruento de lucha por cuotas del poder.

Es un ajedrez en donde los factores colocan sus piezas. El ala militar se engulle cualquier barrera que trate de soliviantar su hegemonía. Las habilidades políticas de los cercanos al presidente resisten la embestida de quienes se saben los responsables de mantener al proceso en Miraflores. La estrategia es ir dejando absolutamente solo al mandatario Nicolás Maduro, que cada acción que emprenda tenga que estar sometida por la cúpula castrense que comanda Diosdado Cabello, con la intención de hacerlo rehén de aquellos que se creen los ungidos.

En el génesis de este proceso llegaron al poder con el voto de los venezolanos, que buscaron en un militar como Hugo Chávez, la respuesta a sus angustias. Con el sufragio fueron investidos de la legitimidad que carencian cuando se alzaron en contra de la constitución el 4 de febrero de 1992. La ingenuidad de millones de incautos los condujo al poder sin disparar un tiro. Nicolás Maduro cuenta con dos cartas principalísimas en este juego de intereses. Es quien ejerce la presidencia con todas las bondades que ello conlleva, las decisiones que involucran satisfacer a diferentes grupos e intereses las termina tomando él.

Los acuerdos con las superpotencias de China y Rusia son relaciones directas con el primer mandatario, estas garantizan juego político y recursos financieros para calmar fieras internas, asimismo, ser muy cercano a Cuba, le asegura conocer el manejo de las aguas turbulentas que en la política te pueden terminar estrellando contra las rocas. La otra es más cercana al trono espiritual de la heredad. El chavismo mayoritario observó por televisión como su líder en las postrimerías de la existencia escogió a Nicolás Maduro como el sucesor del proceso, en desmedro de alguien que venía de su propio riñón. Desde el 8 de diciembre del 2012 se inició la batalla. Aquella noche los rostros de los intereses rodeaban al líder en su despedida definitiva. Esa recomendación póstuma es su garantía para impedir ser defenestrado. 

El café que comparten ambos líderes sufre de sutiles miradas escrutadoras. Nadie da un paso en falso, cada uno coloca piezas que subrepticiamente cumplen un rol en el ajedrez.

En la extinta URSS un aromático brebaje era el telón de fondo para develar las intenciones. Aquí entre sonrisas y abrazos cinematográficos avanza la procesión. 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla   

  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com