En Venezuela todos somos Requesens
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 18 de Agosto de 2018 06:40

altEn Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro cuando hablamos de las torturas y humillaciones contra Juan Requesens tenemos que decir con mucha fuerza

que Juan Requesens somos todos los venezolanos que sufrimos diariamente las torturas y humillaciones aplicadas por un régimen de terror que no se detiene en nada y con nadie para arremeter contra la dignidad humana. Un régimen cuyos integrantes tiene como valores la ineficacia, la corrupción, el chantaje y las amenazas públicas contra quienes pensamos distintos y pedimos libertad para nuestro país. En fin, un régimen que no le interesa la gente sino que lo único que le interesa es mantenerse en el poder como sea. 

Cuando hablamos que al diputado Juan Requesens lo hicieron preso y lo torturaron, tenemos que recordar que no hay diferencia con la señora que desalojaron de su casa en fuerte Tiuna por no creer en el montaje del atentado, ni los que no pueden sacar el pasaporte y estamos presos en el país, ni entre los que son obligados a censar sus vehículos o los que sufren diariamente los cortes de luz, ni los que tienen que usar perreras como transporte. Tampoco hay diferencia entre los que ganan un dólar mensual como salario mínimo o los que no pueden retirar su dinero de los bancos, ni entre los que caen diariamente asesinados por la inseguridad.

Tampoco hay diferencia entre los niños recién nacidos que mueren en los hospitales diariamente por desnutrición por no recibir a tiempo las fórmulas lácteas, ni entre los enfermos que patean las calles de farmacia en farmacia buscando medicinas para recuperar la salud, ni entre los millones de venezolanos que diariamente tienen que comer de la basura o entre los que no consiguen gas para cocinar los pocos alimentos que tienen. En fin, la tortura y los atropellos son contra la inmensa mayoría del pueblo venezolano, simplemente porque a los jerarcas del régimen les da gana y las aplican como política de estado.  

En el caso de las acusaciones sobre el presunto atentado, primero fue el siquiatra que en cadena nacional dijo que Juan Requesens había sido capturado infraganti con unos drones cargados con explosivos a pesar que el tan cacareado “teatro” lo montaron el sábado 4 de agosto y la detención se produjo cuatro días después. También el siquiatra mostró un video donde aparece Requesens con una mirada fija en la cámara que lo enfoca, mostrando un estado emocional no acorde con una persona que está en su sano juicio, reconociendo haber colaborado con el ingreso de venezolanos por la frontera entre Colombia y Venezuela, por pedimento del también diputado Julio Borges. 

Esa grabación hecha sin la presencia de sus abogados defensores que fueron impedidos de verlo es ilegal y no puede ser acumulada como valida en ningún expediente. Como también fue ilegal el secuestro junto a su hermana Rafaela, presidenta de la Federación de Centros Universitarios del UCV, cuando esbirros del sebin con pasamontañas en la cara allanaron la casa donde vive con sus padres, violando el articulo mmm de la Constitución Nacional que establece la inmunidad a los diputados de la republica. No hay dudas que ese magnicidio forma parte del libreto escrito hace mas de 50 años por el dictador rojo del caribe, Fidel Castro.          

Lo que Nicolás Maduro ideó y planificó para humillar la dignidad del diputado Juan Requesens y una advertencia más para los que nos oponemos a la dictadura que solo ha traído muerte y destrucción, al ordenar filtrar a través de los esbirros del sebin el video donde muestran al diputado en estado deplorable y sin  ninguna voluntad propia, le salió por la culata al convertirse viral que le dio la vuelta al mundo que hizo reaccionar inmediatamente a los gobiernos de la Unión Europea, EEUU, Canadá, México, Colombia, Chile, Argentina y Brasil, entre otros, condenando la detención y la tortura y pidiendo una investigación seria sobre lo que maduro llama un  magnicidio.

Después de varios días secuestrado por el régimen, el diputado Juan Requesens fue presentado en los tribunales y condenado por litigación pública continuada, homicidio calificado en grado de frustración en contra del presidente de la república, homicidio calificado por motivos fútiles en contra del Alto Mando Militar y las personas que se encontraban presentes, terrorismo y posesión ilegal de armas y explosivos. Todo este teatro de represión fue montado como siempre lo hacen, sin aceptar ninguno de los argumentos constitucionales a favor de un diputado de la república presentados por la defensa, y el juez sin mirar para los lados y como si hubiese recibido una orden tajante, ordenó su reclusión en el sebin.

La pregunta es ¿ahora que vamos hacer? Ya el Tribunal Supremo de Justicia Legítimo en el exilio tomó una decisión. Es la hora de la UNIDAD con mayúsculas de las fuerzas democráticas para rescatar la democracia y la libertad en nuestro país.

 

www.lodicetodo.com |  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com