Las reglas de juego cambiarias
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 07 de Agosto de 2018 05:23

altEn el transcurso de la semana que recién finalizó, el gobierno nacional derogó la Ley del Régimen Cambiario y sus  Ilícitos la cual estaba vigente desde el 30-12-2015.

Una Ley punitiva, cuyo contenido en gran parte se hablaba de infracciones, prohibiciones,  deberes, penas, prisión y obligación por parte de comerciantes y productores que recibieran divisas preferenciales o comercializasen en divisas con sus correspondientes riesgos. Ha transcurrido una semana del Decreto que derogó dicha Ley, pero nada adicional hemos conocido al respecto. En otras palabras, no conocemos las nuevas reglas de juego en materia cambiaria. 

El Decreto dictado el 02-08-2018 por la Asamblea Nacional Constituyente, consta de cinco (5) artículos y una Disposición Final. Lo importante está contenido en el artículo 2 cuando dice: “se deroga el decreto con rango valor y fuerza de ley del régimen cambiario y sus ilícitos, el artículo 138 del decreto con rango, valor y fuerza de ley del Banco Central de Venezuela en lo que concierne exclusivamente al ilícito referido a la actividad de negociación y comercio de divisas…” 

Los artículos 3,4 y 5 se refieren a la responsabilidad civil y penal derivada de los Ilícitos cometidos por las personas naturales y jurídicas contemplados en la Ley derogada. Dicho de otra manera, esos delitos no prescriben y deberán seguir su curso normal ante las instancias correspondientes. La Disposición final se refiere a la vigencia del Decreto, el cual es a partir de su publicación. 

Una presunción es una especulación sobre un tema en particular, pero no tenemos otra opción que abordar el tema en base a presunciones y empezaremos por unas dudas que se transforman en interrogantes.

  • Es de suponer que desaparece el Cencoex, organismos que se encargaba de tramitar todas las solicitudes de divisas. 
  • Los Sistemas de Certificados de Producción que estaban obligados a presentar los productores se presume que ya no es necesario. 
  • Las cuotas mínimas a ser entregadas al sector público, cuya discusión se planteó una vez más en las reuniones gobierno empresarios (70% de la producción) ya no será necesario 
  • Se podrá promocionar y por supuesto comercializar  en un tipo de moneda diferente a la moneda oficial. O el Decreto solo permite que sea la compra y venta de divisas a través de las casas de cambio. 
  • Se eliminará  la obligación a declarar los bienes exportados cuando las cantidades en divisas superen los US$ 10.000.00. 

Presunciones sobre el nuevo sistema cambiario

Pareciera que nos dirigimos hacia un sistema de cambios dual. Un tipo de cambio preferencial a ser administrado por el gobierno y nos imaginamos que será para la importación de comida, medicinas y repuestos. Otro, con un valor superior al anterior el cual será el que rija en las casas de cambio. 

De lo anterior se deriva otra pregunta: ¿Quién fijará el tipo de cambio que se transará en las casas de cambio?

¿Habrá limitaciones de monto para transar operaciones?

¿Se podrá hablar con libertad del tipo de cambio paralelo?

Conclusiones

No vamos abordar el tema que gira en torno a la decisión de la ANC y su legitimidad de origen. Se ha comentado bastante sobre el mismo y nos enfocaremos en el tema cambiario y sus implicaciones. 

En Venezuela y América Latina tenemos experiencia suficiente sobre los sistemas de cambios duales. Recordemos el triste sistema de Recadi, en el cual durante su vigencia se hicieron millonarios un grupo de estafadores con empresas de maletín.   Los sistemas de cambio duales nunca han sido exitosos, por el contrario su aplicación ha sido nefasta porque propende y estimula el “delito cambiario”, el cual consiste en obtener dólares baratos y cambiarlos en el mercado a una tasa muy superior. 

Esta decisión desgraciadamente beneficia a todas aquellas empresas y comerciantes relacionados con el gobierno que harán todo lo posible para obtener la divisa preferencial. 

PDVSA se beneficiará bajo este esquema, ya que parece no tener limitaciones de transar a una tasa de cambio muy superior en el mercado, y con ello mejorar su balance en bolívares. 

No se elimina el “control de cambios”, éste por el contrario permanece. 

Pareciera que vamos a tener un “control de cambios” y un mercado de divisasen un país donde no hay dólares. En otras palabras, el nuevo régimen será para que operen las remesas y los que cambian 100 o 200 dólares mensuales para sobrevivir a este desastre. 

Todo aquel empresario que quiera importar, podrá hacerlo pero recurriendo a sus propios dólares. 

¿Podrán las empresas reflejar en sus estados financieros los costos producidos por el tipo de cambio al cual transó?

¿Podrá trasladar los costos cambiarios al costo del bien o servicio producido?

¿Se mantendrá la Ley de Precios Justos? Debería eliminarla, porque de lo contrario, ésta podría ser la norma represora que impida trasladar costos al bien final. 

La conclusión final es obvia: todo lo comentado no es más que una “flexibilización cambiaria”a expensas del sector privado. El gobierno nacional continúa manteniendo el control de las escasas divisas y su administración será una decisión política económica gubernamental. 

El gobierno no termina de entender que la economía y en concreto el tema cambiario y monetario tiene que abordarse de una manera integral. Esto es un sistema económico, en el cual al tocar una variable, su modificación afecta otras de carácter económico o legal. 

Todo esto es más de lo mismo,  hasta ahora ambigüedad, ensayo y error, corrupción e incompetencia. 

alt 

 

 

 

 

 

 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com