El ciudadano no es una bandera política, es un colectivo en el logro de objetivos comunes
Escrito por Carlota Salazar | @carlotasalazar   
Viernes, 13 de Abril de 2018 00:46

altDesde que Antonio Leocadio dijo: “…somos liberales porque los otros son conservadores…” acotando “…si ellos hubieran sido liberales nosotros hubiéramos sido conservadores…”,

quiere decir que su partido políticono tenía profundidad ideológica. Una bandera para arengar seguidores en la búsqueda del poder, sin compromiso alguno con los cambios que necesitaba la sociedad venezolana, en ese tiempo, de institucionalidad. 

Esa ausencia queda en evidencia más tarde cuando su hijo logra aglutinar al Gran Partido Liberal Amarillo (GPLA), asume la Presidencia de la República, a través de la cual exacerbó el culto a la personalidad, europeizó al país, centralizó la administración pública…a sus enemigos los enviaba al cementerio de los vivos y el voto publicó, todo lo contrario de lo que predicaba.  

Contra esas prácticas malsanas se alzan en armas con la la Revolución Liberal Restauradora (1.899), el par Castro y Gómez, en defensa de un  federalismo, que luego combaten. La primera fase marcada por la irresponsabilidad del derroche y la segunda por la crueldad transformada en dictadura, cuyo marco constitucional era democrático, justificada por la intelectualidad desde el cesarismo democrático, mano dura…, ya Ustedes saben de quienes. 

Los últimos años de ese triste periodo dictatorial emerge una corriente libertaria, reivindicación del proletariado, la lucha de clase, la asunción de la burguesía…comunismo, socialismo que encarnaron los hermanos Gustavo y Eduardo Machado, Eduardo Gallegos Mancera, Juan Bautista Fuenmayor…se crea el Partido Comunista (PCV) en 1931, en esta misma corriente  Rómulo Betancourt, Valmore Rodríguez, Gonzalo Barrios, Jovito Villalba, Raúl Leoni y otros…Surge en Latinoamérica la corriente de la Social Democracia de la mano de Haya de la Torre… seguido por Acción Democrática (AD) … en Venezuela. 

La Democracia que se logra en 1958 gracias a la unidad: derecha e izquierda por un objetivo. Pero ese gen democrático, de hacer política para cambiar a una sociedad, no paso a la generación siguiente, que se dedicó a despilfarrarla, sin pensar en el país, se entregó a los cogollos, maketing, banderas, consignas,  sin contenido…entonces llega Chávez con una propuesta populista, cuyo caldo de cultivo estaba allí,  que ha producido la mayor crisis económica y social de nuestra historia. 

Ahora ¿cómo combatimos al chavismo que está en los tuétanos de las comunidades? Necesita una fuerza social y moral muy sólida, pero como ya eso se sabe, llegan los consejos: asume esa representación y con mucho dinero te apropias de ello, que ¡manguanga! Lo que ellos no entienden es que este país cambió y no se deja utiliza por ¡nadie! A menos que tenga un beneficio.

¡Señores! es hora de hacer política en serio, con propuestas, unidad de objetivos y de estrategias, lo demás son cantos de sirena ¡puras habladurías pa convesá! El concepto de ciudadano se pretende banalizar y utilizar para intereses particulares. Pero la gente está muy clara, necesitamos ahora una ciudadanía cohesionada en el logro de objetivos comunes: cambio en la sociedad venezolana hacia el humanismo, progresismo y ecologismo. 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

                                                           @carlotasalazar

 

 

 

             

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com