¿Qué decirle a los colegas?
Escrito por María Alejandra Malaver | @malemalaver   
Miércoles, 07 de Marzo de 2018 00:01

altCada vez más colegas ingenieros toman un avión con destino a la esperanza.

Y es que, para nadie es un secreto que la vida en Venezuela se ha hecho cuesta arriba en todos los sentidos.

Todo tipo de ingenieros, con una extraordinaria preparación han tomado la decisión de irse del país, de reencontrarse consigo mismos afuera y empezar de nuevo una vida con más opciones y expectativas que la existencia en Venezuela.

Esto es un grave problema para la nación. Y, desde el Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV), al cual pertenezco y soy directiva nacional, nos preocupa sobremanera la fuga de talentos para la reconstrucción nacional.

Ingenieros civiles, eléctricos, petroleros, de sistema, informáticos, arquitectos, y paremos de contar, han abandonado el país, y es un  sinnúmero de más colegas que están preparando sus papeles para buscar nuevos horizontes.

Esto ha traído como consecuencia que en la actualidad exista un déficit de profesores universitarios para formar a nuevos profesionales de la ingeniería, lo que repercutirá en la producción de jóvenes preparados para los retos que debe enfrentar la nación.

Esto no es un tema vacío sino un problema de Estado de grandes y graves efectos para el porvenir de Venezuela, y ya que el Gobierno no actúa al respecto los colegios profesionales sí debemos hacerlo.

Y hablo de los colegios, porque esta situación no es particular de los ingenieros sino que se extiende a cada una de las profesiones y oficios del país.

Sabemos que tenemos que incidir en la decisión de muchos profesionales que se quieren ir, no obstante el problema es ¿cómo hacerlo?

Cómo hablar con un ciudadano preparado, con credenciales, que no puede ni siquiera satisfacer las necesidades básicas propias ni de su familia.

¿Cómo inyectarle esperanza a una ciudadanía que está pasando hambre? Es un gran reto, y cada uno de nosotros debemos asumirlo como propio, es la única forma de minimizar el flujo de salida de cerebros, talentos y capacidades de nuestra nación.

Es increíble como el Estado ha invertido en la formación de sus jóvenes y éste mismo ha creado las condiciones necesarias para que exista un éxodo tan atroz que pone en riesgo a la nación desde todos los puntos de vista. Esto es obra del socialismo puro.

El pesimismo ronda por todas partes. Los malos agüeros se posan sobre los pasillos de empresas, universidades y centros públicos; la situación política afecta cada vez más la paz mental de una sociedad que está hastiada de tantos conflictos.

Sin embargo, en medio de las crisis es que podemos ponernos creativos y activarnos con nuestro ingenio, este país va a necesitar de su propio talento profesional para reconstruirlo, en poco tiempo sobrará trabajo para los profesionales dispuestos a reconstruir el país, porque nadie lo hará mejor que aquellos que lo aman: los profesionales venezolanos.

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com