Del aumento nominal como escondite
Escrito por Luis Barragán | @luisbarraganj   
Lunes, 05 de Marzo de 2018 00:00

altDeliberado y recurrente esfuerzo de dislocación económica, la dictadura ha decretado el aumento nominal de los sueldos y salarios,

importándole un bledo el ingreso real de los venezolanos. Abundan en las redes sociales, las cifras auténticas y también interesadamente apócrifas que no dejan de advertir la enorme calamidad en la que nos encontramos, permitiéndonos – incluso – el comentario doméstico de las nefastas perspectivas que se abren, excepto haya un cambio, derrumbándose algunos mitos.

El régimen hizo de la retroactividad de las prestaciones sociales una formidable como demagógica bandera que, aprobada, nada hizo por mejorar nuestra situación, pues, faltando poco, ha pulverizado sin cesar el salario.  Y, burlándose de la buena fe de las personas, dispara sus cifras escondidas en un salario integral que nunca se reflejará en las prestaciones.

Nos dijo provenientes de una Venezuela empobrecida, pero bastará con comparar el nivel de calidad de vida, con todo lo que representa, al finalizar el siglo XX y atravesar todo el XXI. Los expertos señalan que hubo un sostenido incremento del ingreso real de los venezolanos por varias décadas hasta que apareció y no supimos responder ante la crisis estructural del modelo fundado en la renta petrolera.

Hoy, ni siquiera existe atisbo alguno de una sensata e indispensable consulta con todos los sectores económicos, convertida por la dictadura misma en un costo político de intentar una mínima concertación. Lo peor, no hay libertades sindicales y los afectos al régimen, escasos y vapuleados en cuanta elección se haga, quedan relegados al triste papel de cómplices dispensables, socios prescindibles o vulgares asomados.

Un paseo por las inspectorías y tribunales el trabajo, salvo el falseamiento posterior de las estadísticas, retrata la situación en la que se encuentra el ejercicio y el propio derecho laboral en nuestro país. Queda la publicitadísima Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, como una entelequia, porque – ocurre en el socialismo real – sobran  las listas de reglas, por definición, incumplidas e incumplibles, como cápsulas que gravitan fuera de todo pensamiento y sistema jurídico. Y es que tampoco logra disfrazarlo el aumento nominal  en cuestión, ya que la propaganda no puede con la realidad pavorosa.

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com