Carnet de la Patria: herramienta de control social
Escrito por Dr. José López Padrino | @jrlopezpadrino   
Jueves, 01 de Marzo de 2018 06:28

altEl control social representa un conjunto de prácticas propias de regímenes autoritarios y dictatoriales destinadas a imponer y mantener un orden

social preestablecido basado en valores únicos y uniformadores. El perverso ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels llegó afirmar “obligar a la población a luchar por la supervivencia permite un control severo de la libertad personal. Cuando la gente se ve obligada a buscar cómo sobrevivir se animaliza, pierde la capacidad de pensar”. Como bien lo hicieron los ideólogos del pensamiento nazi-fascista del siglo pasado, el social-fascismo bolivariano ha impuesto y profundizado un control social en la población, en especial en los sectores más desposeídos, a fin de consolidarse y eternizarse en el poder.

Este férreo control social lo ejerce el régimen a través de la militarización de la sociedad, la represión y el uso del despreciable carnet de la patria. Herramienta de humillación creada por el ungido Maduro a fin de controlar la distribución de alimentos, medicinas, bonos, atención medica primaria, puestos de trabajo, viviendas, acceso a vacunas, y cupos a las universidades nacionales, entre muchos otros. Todo ello en medio de un colosal desastre económico sin parangón en nuestra historia. No, no es la supuesta guerra económica o la caída del precio del petróleo. Venezuela es el único país de la OPEP que ha caído en impago, depresión, escasez de alimentos y medicinas (80%) e hiperinflación (supera el 2000%). El desastre de gestión del social-fascismo bolivariano ha sido espectacular, así el índice de vulnerabilidad en los hogares venezolanos se incrementó de 48% a 87% desde 2014 a 2017 ubicándolos por debajo de la línea de pobreza, según la Encuesta sobre Condiciones de Vida (2017). La supuesta política de protección social y soberanía alimentaria del régimen ha quedado resumida a una vergonzosa caja de comida vinculada al carnet de la patria. Otro ejemplo de la debacle económica es el caso de PDVSA, empresa que ha pasado de ser una de las más eficientes y rentables del mundo, a terminar importando petróleo y derivados y estar al borde de la bancarrota financiera. Pero además el carnet de la patria ha sido utilizado como un dispositivo para vigilar y coaccionar al electorado a fin de garantizar victorias electorales. Este vil carnet ha sido usado por el régimen como un mecanismo de presión social (ayudas sociales, alimentos y medicinas subsidiados) a fin de consolidar su base electoral, pero al mismo tiempo ha vulnerado la libertad de los ciudadanos en el ejercicio de su derecho al sufragio.

El régimen ha creado una suerte de apartheid político-social donde una parte de la población, solo aquella poseedora del carnet, puede recibir las migajas de la renta petrolera, mientras que la gran mayoría no poseedora del inefable carnet de la patria ha sido totalmente excluida. Los venezolanos que no poseen el carnet de la patria son tratados como ciudadanos de segunda clase y se les niega hasta los más elementales derechos humanos como la alimentación y la salud. El dictador Maduro y su nefasto entorno están empeñados, como lo hicieron las minorías blancas en Sudáfrica, en gobernar sobre la premisa de un apartheid, no racial, sino político-social, a espaldas de una mayoría que lo rechaza. 

La ejecución de políticas de exclusión y aislamiento impuestas por el social-fascismo bolivariano son diametralmente opuestas al concepto de democracia social y de estado de derecho contemplado en la Carta Magna. Representa uno de los “legados” del insepulto comandante galáctico y continuado por el aborrecible iletrado de Maduro a fin de lograr el control político y social de la población venezolana.

alt

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com