Represalia electoral
Escrito por Williams Caballero | @wcaballerolopez   
Viernes, 09 de Febrero de 2018 00:00

altFracasó el diálogo en República Dominicana, y esto no puedo sorprender a nadie.

Los encuentros fueron un fiasco, además de ser la ocasión perfecta para que el régimen pudiera hacer que los factores de la oposición perdieran tiempo valioso.

Los dialogantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), o lo que queda de ella, se negaron a firmar ningún acuerdo con el régimen porque éste se rehusó a comprometerse con ninguna de las solicitudes y condiciones que la comitiva democrática exigía.

Y, como represalia por la negativa, el Consejo Nacional Electoral (CNE) siguiendo órdenes del Gobierno nacional anunció las elecciones presidenciales para el 22 de abril.

Para Maduro las elecciones no son un derecho adquirido de los ciudadanos sino una amenaza y un castigo contra todos aquellos que queremos un país en libertad y prosperidad.

La convocatoria a comicios y la fecha escogida es una forma de represión y acoso en contra de la oposición, disponer como fechas de postulaciones vía internet los días 24 al 26 de febrero y la reafirmación de esto en la sede del Poder Electoral el 26 y 27 de ese mes, imposibilita que la oposición se articule para ese evento.

En este momento las fuerzas de la disidencia al régimen se encuentran en una bifurcación histórica: Ir o no ir a las elecciones. Este dilema mantiene fragmentada a una inmensa mayoría de la sociedad nacional.

La desilusión del ciudadano es la mejor carta que está jugando el Gobierno para mantenerse en el poder y cortar cualquier posibilidad de cambio. Y ante esta situación pareciera que no hay una respuesta acorde por parte de quienes estamos en la acera de al frente.

Pareciera que la opción de la no participación es la vía más sana ante la coyuntura y el ahorcamiento político que nos hace Maduro y su séquito, no obstante solo una candidatura de real consenso pudiera ser una segunda opción.

Lo que sí es inviable es acudir a la cita presidencial divididos, sin opción a realizar primarias por lo ajustado del calendario electoral, y con las actuales condiciones que hacen del acto de votación una farsa que no es democrática ni justa.

Por encima de todo esto, sigo manteniendo la posición de la necesidad de una conducción nueva en el seno de la oposición y para la nación entera. Lo sucedido en República Dominicana y las medidas electorales del régimen, me confirman la urgencia de un gerente diferente para los demócratas.

Debemos dejar de improvisar, tenemos que actuar con estrategia. No sé si somos ingenuos o cómplices tontos al seguir creyendo en diálogos o entendimientos con un modelo sociopolítico que nunca aceptará la posibilidad de jugar limpio ni con las reglas claras.

Nadie en su sano juicio puede continuar cayendo en la trampa a menos que posea algún interés puntual; los venezolanos tenemos que tomar una decisión que marcará nuestra existencia como nación: seguir con los brazos cruzados o despertar.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com