2018: el ciudadano asumir el rol de colectivo
Escrito por Carlota Salazar | @carlotasalazar   
Miércoles, 03 de Enero de 2018 09:33

altSin ánimo de pitonisa o adivinadora de oficio, el 2018 luce muy complicado para Venezuela y Latinoamérica

– tampoco es que estoy diciendo nada nuevo -. Venezuela con la inflación más alta del mundo 1.133%, según el FMI. Un gobierno que se empeña en tener el control de la economía y de la sociedad – nada de lo que hace es casual o por error: arruina los comercios y luego le da el CLAP a la gente, elimina partidos políticos para que tengan que acudir a partidos controlados desde el Tribunal Supremo de Justicia, desconoce a la Asamblea Nacional para crear el monstruo de la Asamblea Nacional Constituyente y con ello hacer lo que les da su gana… y que además no los tumben. La corrupción en todas sus expresiones desde PDVSA hasta los Consejos Comunales. Unos partidos políticos erráticos y sin compresión de la grave crisis política, cada uno de ellos trabajando para ser el primer partido de oposición al gobierno. Y una sociedad que no cree en nada ni en nadie.

En Latinoamérica nos encontramos con un panorama tan desolador como el nuestro. En Perú un político liberal como Pedro Pablo Kuczynski, que ascendió a la jefatura de Gobierno jurando que no liberaría al exmandatario Alberto Fujimori, sentenciado a 25 años de prisión por la autoría intelectual de veinticinco asesinatos, dos secuestros agravados y otras violaciones de derechos humanos, durante una presidencia que devino en dictadura entre 1990 y 2000, lo indulta como regalo de navidad para los peruanos. Indulto a cambio de cesar el proceso en el congreso peruano por el caso de corrupción de Odebrecht. Constructora brasileña que habría realizado coimas, millonarias – de acuerdo al documento judicial difundido por EEUU empezando en 2009, Odebrecht pagó aproximadamente US$349 millones de dólares en sobornos a varios partidos políticos del país, funcionarios extranjeros y sus representantes en Brasil, con lo que financiaba las campañas políticas en las elecciones para obtener beneficios y contratos de obras de construcción durante los últimos 20 años, para generar ganancias en contrataciones públicas - . Una Cristina Fernández de Kirchner acusada de corrupción que quiere ser de nuevo presidente en Argentina y Lula Da Silva preso y sometido a juicio por corrupto que también quiere ser presidente de nuevo. Lo grave es que existe la posibilidad de que así sea, porque con el dinero de nosotros hacen espléndidas campañas y ganan, porque seguimos votando por quien hace la mejor campaña, no por los mejores, más honestos y decentes. 

El tema está en el combate contra la corrupción, ineficiencia, autoritarismo y sus derivados, y entender que no puede ser obra de un hombre, los hombres somos corruptibles, es obra de una sociedad, de un colectivo. Tenemos en nuestras manos cambiar nuestro destino en el 2018, solamente si esa sociedad que ahora no cree en nada, ni en nadie, comienza a creer en ella misma, y en su capacidad de organización.

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla | @carlotasalazar


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com