Rusia y China
Escrito por José D. Solórzano | @jdionisioss   
Viernes, 17 de Noviembre de 2017 07:09

alt¿Qué significan Rusia y China para el gobierno venezolano? Para Nicolás Maduro puede ser su panacea.

Su último bote para salvar el proyecto ideológico que dirige.

Los rusos y chinos quienes como titiriteros, al lado de los cubanos, son los que mueven los hilos del poder económico y político dentro del país.

La figura presidencial en Venezuela puede quedar renegada como una especie de virreinato de los poderes imperiales que emanan de la China comunista o de la Federación Rusa.

Y, además los rusos y los chinos son los acreedores de nuestra alicaída economía. Ellos son los dueños de lo poco que nos queda a los venezolanos.

El petróleo está hipotecado, y las reservas de minerales preciosos en el denominado Arco Minero van por la misma vía. Es decir, que las riquezas nacionales son parte de la rebatiña que la economía sufre.

Los rusos y chinos mandan sobre Miraflores. Los discursos de patriotismo de los afectos al régimen se han quedado en eso, en simples palabras.

Este régimen que acusó a los adecos y copeyanos de velar por los intereses de los norteamericanos, no tiene moral para hablar de nada, ya que en este período el país ha sido una especie de apéndice o peón en el juego de ajedrez de Cuba y los reductos del izquierdismo mundial.

Los venezolanos, tristemente hay que decirlo, perdimos el control de lo que acontece en nuestra propia nación, somos parte de un poder internacional resentido y despechado que trata de editar sus días gloriosos durante los años de la Guerra Fría.

 ¿Qué hacer frente a esta entrega de la soberanía nacional? El pueblo venezolano debe seguir resistiendo contra un modelo que nos ha llevado a la crisis total.

El venezolano de a pie, que no consigue comida o que no le alcanza para comprar los alimentos necesarios para sobrevivir, debe mantenerse firme en la defensa de sus derechos.

Debe reconocer que Maduro no quiere a los venezolanos ni al país y que su único propósito es el poder por el simple hecho de tenerlo y disfrutar de él.

El ciudadano que no aguanta más, ese que no conoce los detalles de las relaciones internacionales y de los efectos reales de los pésimos manejos de la macroeconomía, es el que debe salir a expresar su inconformidad a través de los medios democráticos.

Venezuela debe dejar de ser una pieza en los mapas de guerra política internacional.

El extinto Jefe de Estado, Hugo Chávez, creyó que había creado una plataforma de vocería política para el país, pero se equivocó, siempre fue un instrumento manipulado por los reales jugadores dentro de la geopolítica.

Los gobiernos de Pekín y Moscú,  aliados a la Habana, se han beneficiado de las posiciones dogmáticas de Caracas y de cierta manera de los criterios de Brasil, Ecuador, Bolivia, gracias a mandatarios como Lula Da Silva, Rafael Correa y Evo Morales.

Lo cierto, es que un cambio de gobierno en Venezuela no es simplemente la reestructuración de la realidad económica, social y política dentro de la nación, sino un factor que evaluar en las maniobras de los grandes jugadores como Rusia y los Estados Unidos de Norteamérica.

alt

 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com