Acuerdo de Lima pareciera indicar otro rumbo
Escrito por Gerónimo Figueroa F. | @lodicetodo   
Sábado, 12 de Agosto de 2017 01:45

altAunque a la reunión asistieron 17 países de la región asistieron a la cita para tratar la crisis política,

económica y social que se vive en Venezuela, solo 12 estuvieron de acuerdo en condenar y desconocer las acciones del fraude constituyentes con el cual Nicolás Maduro conjuntamente con el alto mando militar encabezados por Padrino López, el grupo de las cuatro del CNE y los ilegítimos de tsj intentan desmontar lo que queda de republica en Venezuela. Sin embargo, el documento firmado en Perú no dice las razones por las cuales los otros cinco asistentes no lo avalaron, si podemos deducir porque.          

Los 12 países firmantes del llamado acuerdo de Lima son Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, quienes aseguraron a través de sus representantes que no reconocerán lo que apruebe el fraude constituyente. Mientras que los que no aparecen firmando el documento son Uruguay, Guyana, Jamaica, Santa Lucia y Granada, pudiéramos decir que tienen sus propios motivos para no hacerlo. Uruguay siempre ha manifestado solidaridad ideológica y comunista con el régimen de Nicolás, mientras que los otros países son del llamado grupo Caricón y reciben petróleo venezolano barato o gratis, a través del llamado acuerdo de Petrocaribe.       

Con la aprobación el martes 9 de agosto de 2017 de la denominada declaración de Lima desconociendo todos los actos del fraude constituyente de Nicolás Maduro por parte de 12 países de Latinoamérica, pareciera que parte de la Comunidad Internacional comenzó a ver con ojos menos cerrados el drama y la crisis humanitaria que se vive en Venezuela. Por fin sin mucha burocracia de quorum y sin la presencia de ciertos individuos que negocian siempre su voto al propio estilo de Judas, la vaina como que comienza a cambiar para la democracia y la libertad para los venezolanos

Para nadie es un secreto que los presidentes de países y sus ministros, con algunas excepciones, son políticos de carrera que logran los objetivos con discursos muy fogosos, pero cuando llegan a los cargos olvidan ese lenguaje político encendido y adoptan el diplomático matizado. Esto lo recuerdo por las actuaciones de algunos presidentes de Latinoamérica y el mundo que se han solidarizado de una u otra forma con la lucha democrática en Venezuela. Pudiéramos citar algunos que en campaña usaron el drama de Venezuela, pero para no meter nuestra cuchara en esa sopa, preferimos pasar la página por los momentos.

En ese mismo orden vemos como después de casi dos años que se viene planteando el caso Venezuela en la OEA, muchos, por no decir todos, priorizando la legitimidad de origen sin detenerse en la legitimidad de  funcionamiento,  siguen hablando de la necesidad de un dialogo entre el régimen madurista y la MUD, a pesar que Nicolás ha demostrado con hechos que no quiere dialogar sino quedarse en el poder como sea, tal como ha hecho con los ataques del tsj con sentencias amañadas contra la Asamblea Nacional legalmente electa en diciembre de 2015 por mas de 14 millones de votos.

También quedó demostrado el talante antidemocrático de Nicolás cuando el año pasado con adefesios jurídicos confiscó el referendo revocatorio, y con prácticas leguleyas suspendió las elecciones de gobernadores que debieron realizarse en diciembre 2016 y las de alcaldes que deben realizarse en diciembre de este año, todavía no tienen cronograma, y todo porque el tipo tiene miedo de contarse en elecciones libres. Igualmente, en los últimos días con el fraude constituyente con el cual ya está desmontando lo que queda de republica en Venezuela, comenzando con la destitución de la Fiscal Luisa Ortega y dicen que van por la Asamblea Nacional. Y todavía hay presidentes que hablan de dialogar.

Aunque respetamos la autonomía de cada organismo, consideramos que en materia democrática la respuesta de los organismos multilaterales contra el fraude constituyente y de los presidentes democráticos ha sido muy floja porque han priorizando un dialogo que Nicolás con hechos ha demostrado que no quiere. Sin embargo, pareciera que afortunadamente con la declaración de Lima aprobada este martes 8 de agosto por 12 países de la región, pudiéramos estar en un escenario de tratamiento diferente contra la dictadura de Nicolás Maduro. Pero hay que esperar para ver que presidentes de otros países Latinoamericanos, caribeños y del mundo, se suman a suscribir la declaración de Lima.

En ese sentido la diplomacia de la MUD y la comisión de política exterior de la Asamblea Nacional deben comenzar a trabajar al respecto para que se puedan lograr esos objetivos.

www.lodicetodo.com |  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com