El diálogo empieza por nosotros
Escrito por Alexis Aponte | @alexisaponte14   
Martes, 08 de Agosto de 2017 06:38

alt“Si los demócratas de la oposición no se inscriben para la elección de gobernadores; hay elección de gobernadores. Si se inscriben; no hay  elección de gobernadores.”

 

Entonces la pregunta es: ¿Qué le conviene al gobierno? La respuesta es de Perogrullo; que no se inscriban.

Si a esto le agregamos la declaración de uno de los constituyentes más notorios y más radicales, quien ya sugirió que “la ANC debería sesionar por dos (2) años, estaríamos hablando que este poder supra constitucional estaría “legislando” más allá del 2018.”, por lo cual, podría haber elecciones, pero la probabilidad que nos la hagan es muy alta. Mientras tanto, en el transcurrir de esta camino, ellos perfilarán su modelo comunitario-corporativista, que les permita seguir ganando a “lo Jalisco”.

La decisión no es fácil. Si lo fuera dejaría de ser un problema para la Teoría de las Decisiones y en concreto para la Teoría de Juegos. Para los demócratas de la oposición, la jugada tiene que ser: hacer que la decisión que asuma el gobierno sea lo más costosa posible. Esto no es un problema ético, es un problema de decisiones políticas.

Para los demócratas decidir inscribirse, que no es participar, no significa traicionar postulados, ignorar los caídos, olvidar los presos políticos, los exilados, los abusos de los cuerpos represores y los que han perdido sus empleos. Estos son los costos incurridos en una lucha desigual de un pueblo desarmado, pero dispuesto a recuperar la democracia y lograr un cambio en la conducción del país.

Inscribirse es dar la pelea en todos los tableros, a sabiendas que el adversario no  pertenece a la congregación de las monjas descalzas. Es jugar con la única arma que se tiene: el voto universal, individual y secreto. Arma a la cual este gobierno le tiene miedo, porque perdió el encanto y el apoyo del pueblo.

Más aún, en el árbol de decisiones para los demócratas queda la opción de no participar aun habiéndose inscrito sino se garantiza un mínimo de requerimientos de igualdad, transparencia y garantías de unos comicios ajustados a derecho. Eso sí, debe haber acuerdos previos concretos para decidir ante tal escenario.  

Si se participa y el gobierno hace trampas, los demócratas tienen la obligación de hacer lo imposible para que no las hagan, pero si las hace, entonces denunciarlo y que asuma el costo político y se seguirán en la presión de calle local, regional, nacional e internacional.

Inscribirse es ser coherente con los reclamos de las miles de manifestaciones en los últimos meses: exigir elecciones libres y democráticas tanto para alcaldes, gobernadores y un adelanto de las presidenciales.

¿Cuál ha sido el problema que ha causado división en la unidad democrática? Creemos que puede ser en un problema de comunicación, de diálogo sincero y descarnado  a lo interno, además, de análisis de las jugadas del gobierno. No puede ser que si todos sabían que el gobierno iba a llamar a elecciones de gobernadores, eso no se hubiera discutido con el tiempo suficiente para llegar acuerdos. El gobierno jugó duro e impuso que las inscripciones fueran esta semana y en solo un día.

No es un buen mensaje a la población que la semana que recién terminó, Henry Ramos declare que ellos si participarán en la convocatoria a elecciones. Uno se pregunta y ¿dónde queda el acuerdo unitario de gobernabilidad firmado en semanas pasadas? Esa tenía que ser una declaración de un vocero autorizado por la unidad producto de una discusión sobre dicha convocatoria y explicando las razones de tal decisión  a toda la sociedad. Porque estamos convencidos: todo el mundo coincide en el objetivo, puede haber diferencias en la estrategia, pero no se puede perder el foco.

La gente quiere que se le escuche, quiere razones, explicaciones, porque de eso  trata la política. La gente repudia que se le ignore, que haya negociaciones y que se enteren por voceros del gobierno. ¿Qué cuesta informar? Esta crisis se resuelve mediante una negociación transparente, firme y con carácter. ¿Por qué no se dice la verdad?

Por último, decidir inscribir candidatos a elección de gobernadores, necesariamente no significa abandonar la calle. Porque esta lucha tiene dos armas: la calle y el voto, ninguna de las dos puede ser abandonadas. La calle te da el poder de la presión social, de la protesta, de la manifestación de un rechazo y de la necesidad de un cambio. Todo esto se expresa en el voto. Por lo tanto, ambas van de la mano.

Estas líneas se redactan los domingos, para ser leídas los martes, esperamos que se llegue a un acuerdo lo más concertado posible, pero debemos aprender de este espectáculo, hacer análisis, dialogar, debatir, manejar experiencias, ser inclusivos, decir la verdad y efectivamente ser lo más participativo posible. Señores: sin Unidad el costo para los demócratas será inmenso. Esto requiere Unidad, calle y votos. 

  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla    


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com