Represión
Escrito por Luis Edgardo Mata | @luisedgardomata   
Sábado, 13 de Mayo de 2017 06:46

altAnzoátegui acaba de ser objeto de la acción represiva de un Gobierno que no entiende de otra cosa, sino de armas, ataques,

agresiones y muerte.

Luego de la arremetida salvaje del pasado 10 de mayo,  el diputado y amigo Omar González Moreno quedó herido, luego que una bomba lacrimógena le impactara en la cabeza.

La acción desmedida de la Guardia Nacional buscaba a todas luces dañar a la dirigente nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, quien estaba marchando con los anzoatiguenses, y como no lo lograron desataron una ola de persecución  sin límites.

Entraron a una de las sede de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho y a fuego y llanto atacaron a los estudiantes que tuvieron que convertir sus pupitres en barricadas para detener el salvajismo de los uniformados.

Además, sin fórmula de juicio, violando el debido proceso, los cuerpos de represión secuestraron a varios manifestantes, entre ellos a menores de edad, y  a dirigentes del partido Voluntad Popular.

A pesar que a los menores les dieron libertad con relativa prontitud y posteriormente a varios de los ciudadanos que se expresaban libremente en las calles de Barcelona, las autoridades en abuso de sus funciones retuvieron más tiempo a los dirigentes del partido de Leopoldo López.

Inclusive, el gobernador interino de la región,  Nelson Moreno, ofreció una rueda de prensa colocando a los jóvenes activistas de la organización opositora como delincuentes y para ello mostró gorras, banderas, megáfonos y pitos como “armas de los terroristas”.

Lo que pasa, apreciados lectores, es que para los pichones de dictadores la menor organización popular es un delito, para ellos el ciudadano debe someterse silenciosamente a sus designios.

Pero, se equivoca. Aquí los venezolanos, y sobre todo los anzoatiguenses, no nos vamos a calar un régimen como el cubano, por eso miles, para no decir millones, de ciudadanos se encuentran colmando las calles de Venezuela, protestando y exigiendo el fin democrática, pacífico y constitucional de una pesadilla de gobierno.

La represión  que se vive en todos los rincones de Venezuela es producto del miedo. Sí del miedo.

Nicolás Maduro y compañía le tienen pánico al pueblo; cuando observan las manifestaciones masivas y espontáneas, en muchos casos, de la ciudadanía entran en pavor, y más cuando ellos convocan a sus actividades y tienen que presionar y obligar a funcionarios públicos para que asistan a sus actividades, y aun así no pueden llenar dos o tres cuadras.

La represión del oficialismo es la única arma o instrumento que les resta para medio sostenerse en el poder; es la única forma que tienen que retener el usufructo del poder. Porque la otra que batían en el aire era la Asamblea Constituyente que, en mi percepción, será derrotada por ese mismo pueblo que llena las calles con su indignación y deseos de cambio.

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com