¡Choroboliburguesía!
Escrito por Hugo Araujo   
Viernes, 04 de Diciembre de 2009 08:15

alt¡Caiga quien caiga! Tal fue la frase hipócrita utilizada por “El Sátrapa”, para resaltar ante el país que había solicitado a la Fiscalía General de la República que iniciara una investigación sobre el caso de los bancos quebrados. ¡Tendrá bien lavado el cerebro, o será tonto de capirote el que crea en la sinceridad del mandamás de este país cuando solicitó dicha investigación!

“El Sátrapa”, quien se la tira de bravo y apretado, es un ser violento, hablachento, ofensivo, insultante y procaz, que no pierde oportunidad para pegarle cuatro gritos a cualquiera. Pero en el caso de los bancos intervenidos permaneció impasible, alelado, inmóvil, sin actuar. Mientras se jugaba con el dinero de miles de ahorristas y con los dineros públicos, nada hizo. Para informarse de lo que sucede en el país, el “Mandamás de Miraflores” cuenta con la Disip, la Dim, el Cicpc y su División contra la Delincuencia Organizada y de ñapa, con el G-2 cubano. Ahora resulta que no sabia nada de nada y aparece todo preocupado, pidiendo una investigación. Es “El muñeco de torta”, o el “Yo no fui” de la fiesta. Se hizo el loco y dejo pasar el tiempo. El sabía perfectamente que existían profundos lazos entre esta gente mafiosa y altos funcionarios de su gobierno ¡Al final la situación se desbordó y tuvo que aceptar la situación, a regañadientes! Desde hace dos meses la Disip le había presentado en Miraflores un informe sobre las gravísimas irregularidades en los cuatro bancos y las enormes cantidades de dinero del gobierno, depositadas en dichas instituciones, tal como fue denunciado por Ismael García en la Asamblea Nacional. Ese dinero, destinado a la ejecución de obras públicas, no lo utilizaban los ministerios, para que así, el dueño del banco los usara en sus negocios, como la compra de otros bancos. ¡Aún cuando intenta eludir su responsabilidad, “El Sátrapa” es el gran culpable de esta situación!

Esta terrible situación que originó la pérdida de una enorme cantidad de dinero a quienes confiaron sus ahorros a los cuatro bancos intervenidos, se debió a la ineficiencia y la complacencia de los jefes de las instituciones encargadas de vigilar el sector bancario ¿Para qué existe la Superintendencia de Bancos? ¿Qué hacia el ministro de Economía y Finanzas ante este caso? ¿Por qué se esperó tanto para actuar? ¡Estas y muchas preguntas más se las hacen miles de personas, a las que ahora le salen con el cuento de que sólo les reconocerán diez mil bolívares fuertes!

Es “vox populi”, todo el mundo lo sabe, que a la sombra de la robolución han surgido grupos que comercian con los depósitos del gobierno en los bancos. Numerosas entidades como Bandes, Banco Industrial, Banco del Tesoro, Banfoandes y Banco de Comercio Exterior, aparte de ministerios e institutos autónomos como el Seniat y el Ipasme, aparecen como depositantes de gruesas sumas en los bancos intervenidos. Desde hace tiempo los medios fueron reflejando la compra de instituciones bancarias y empresas de seguros por parte de Ricardo Fernández y Perucho Torres. Ahora, tanto el Superintendente de Bancos, como el ministro de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez señalan que “presumían” que el dinero con que se hacían esas operaciones era de los depositantes ¡Pobrecitos, pobres tontos! ¡Ellos presumían! ¡Con esa torpe excusa no se van a salvar de su gravísima responsabilidad!

Para nadie es un secreto que hay políticos de la robolución que han constituido dichos grupos económicos. Dentro de esos grupos, diversos informes han señalado nombres como los de José Vicente Rangel y Perucho Torres. En los medios se afirma, que Ricardo Fuentes y Adán son socios. Arné Chacón, hermano de Jesse, es presidente de uno de los bancos de Torres Ciliberto. Todos sabemos desde hace varios años que las autoridades, que tienen como obligación vigilar el sector financiero han sido incompetentes y tolerantes. Han permitido operaciones que implicaban grandes comisiones para gente del gobierno. Allí tenemos por ejemplo, el caso de las notas estructuradas, con las que los bancos, de personajes rojo rojitos, ganaron miles de millones de bolívares y el gobierno nada hizo. No se movió ni una hoja para investigar y castigar a los culpables. También recordamos las declaraciones de Guido Antonini Wilsón, el hombre de la maleta de los 800 mil dólares para la campaña de la presidenta de Argentina. Antonini informó sobre las ganancias multimillonarias de ministros, obtenidas con los negocios de los bonos. Y ahora pretenden lavarse las manos y hacerse los que no sabían, o que los sorprendieron en su buena fe. ¡Pamplinas! ¡Excusas! ¡Pataleadas de ahogado!

Este caso, que desnuda aún más al régimen, lo coloca en situación sumamente desventajosa y difícil frente al electorado. Ya de por si viene desarrollándose, desde hace varios meses, un proceso de pérdida de popularidad de “El Sátrapa”, situación que la han venido reflejando las encuestas. La gravísima crisis también la sufre el Psuv. Basta conocer lo que los propios chavistas señalan sobre los altos índices de abstención presentados en el pasado proceso interno, para comprender como las masas se han ido desilusionando de la “robolución”. Para no citar el caso de Barinas, donde es de sobra conocida la alta tasa de abstención del electorado del Psuv, basta reseñar las declaraciones del ex diputado y dirigente del Psuv en Mérida, Rubén Avila Serrati. Sostiene el citado dirigente, que Mérida fue el estado donde hubo menos abstención y sin embargo, cita alarmado, que el 48 por ciento del electorado del Psuv en su estado, se abstuvo en el proceso interno del pasado 15 de noviembre. Afirma que él personalmente escuchó a García Carneiro señalar, que en Vargas, la abstención llegó al 59 por ciento y que en la mayoría de los estados pasó del 60 por ciento. Si esas cifras las da un dirigente del Psuv ¿Cómo serán las verdaderas cifras? ¡Con razón que se han negado a dar el boletín oficial de los resultados!

Unase a todo esto la terrible situación del país: La criminalidad continúa desbordada sin que el gobierno actúe ante los ataques del hampa. Más de 120 mil asesinatos en estos once años son el resultado de la apatía y desidia de “El Sátrapa” frente a la inseguridad ciudadana. La propia Fiscalía General de la República ha señalado que más del 90 por ciento de los crímenes, quedan sin castigo en nuestro país: ¡A confesión de parte relevo de pruebas!

Todos los días los venezolanos sufrimos la gravísima crisis de los servicios públicos y a cada momento la gente que la padece, recuerda que se debe al gobierno ineficiente y corrupto que tenemos. La inflación acelerada consume el salario de los trabajadores que tienen la dicha de contar con un trabajo. Diga lo que diga el gobierno, quien a través del BCV manipula las cifras para ocultar la realidad, la inflación de este año llega al 30 por ciento. El desempleo agobia a millones de venezolanos y muchas familias apenas hacen una comida al día. La producción agropecuaria va en caída, y cada día se importan más alimentos de Nicaragua, Brasil y Argentina. La persecución a quienes disienten del régimen se acentúa, se utiliza la justicia para castigar la disidencia y los medios independientes, cada día son más acorralados. Muchísimas cosas podríamos decir sobre este régimen nefasto, purulento y atroz que cada vez más se deteriora. Sin lugar a dudas: ¡Ya “El Sátrapa” tiene el sol en la espalda! Mientras la crítica situación del país, en todos los órdenes se agudiza y “El Sátrapa” baja más y más sus índices de popularidad, los altos funcionarios del gobierno observan atemorizados su futuro y se apresuran a llenar sus botijas. Por eso el pueblo bautizó a esta clase de hampones políticos, como la: ¡Choroboliburguesia!

La Prensa de Barinas


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com