En la casa del ahorcado
Escrito por Alexander Cambero | TW: @alexandercamber   
Jueves, 03 de Diciembre de 2009 14:52

altEl mecate rueda sigilosamente por las verdes enramadas del almendrón. Su dureza tendrá que resistir la pesada carga que la realidad le impone. Un cuerpo que prefirió suicidarse antes que llevar una vida austera, que pudiera servir de acicate para imponer un nuevo modelo de desarrollo. Con la falsedad de su prédica del socialismo, ahorcaron cualquier posibilidad de asirse de una gestión honesta. Pudo más, el cabresto que asfixia cualquier probabilidad para la gente, que realizar una gestión decente. Las agallas nauseabundas del pícaro gobierno revolucionario, dejaron exangüe al deseo de soñar con una administración digna.
La corrupción administrativa campea por todos lados.  Hugo Chávez y sus adeptos, embebidos bajo la resaca del espíritu del vampiro, creen que pueden asaltar los inmensos recursos petroleros convertidos en banqueros de nuevo cuño. Como los viejos maleantes de los clásicos del western americano, los hábiles estafadores fueron liquidando reservas hasta poner contra las cuerdas a miles de ahorristas que no contaron que detrás de las operaciones de estos bancos, lo que existe es una vulgar rebatiña entre las mafias que se forjaron bajo el amparo de Hugo Chávez y su clan familiar depredador.
Han aprovechado la absoluta lenidad que tienen los órganos encargados de indagar y juzgar los hechos. Saben estos actores de pacotilla que si investigaran hasta el fondo, seguramente los primeros en caer serían mucho de los miembros de la real extirpe de la familia Chávez. Verdaderos alambiques a la hora de succionar todo el zumo petrolero que pasa por sus manos. Ir hasta el llano es observar como aquellos humildes vegueros de rumbos embarrialados, ahora destrozan la paz ciudadana con la velocidad de sus últimos modelos. Las fincas crecieron y se transformaron en fortalezas en donde se expresa el florecimiento económico, producto de haber sabido ordeñar la vaca que se llama Venezuela. Los ranchos del origen modesto, dieron paso a verdaderos complejos habitacionales en donde no cabe la pobreza de ayer. Aquella que llenaba cestas con las empalagosas conservas de la abuela. ¡Viva el progreso socialista ¡
Nombrar la soga en la casa del ahorcado, como dice la gentil y siempre bella Mari  Carmen Rivas, Es algo que debe atormentar al sátrapa ignorante de Miraflores.  De la corrupción de su gobierno revolucionario no puede culpar a otros, ahora que no venga con el cuento que la plata se la roban los enanitos verdes, Obama o el señor Álvaro Uribe Vélez.
El gran culpable de lo que acontece en el ámbito bancario es Hugo Chávez quien auspició a todos estos bandoleros, miembros del mismo equipo que repartió maletines llenos de dólares por América latina. En una suerte de tren enloquecido que buscaba con afán la última estación para poder demostrarse asimismo  que su pensamiento convocaba a los pueblos sufridos del continente.
Sigue rodando el mecate. Continúa firme en las enramadas del  árbol que se olvidó de producir frutos. El  socialismo delictivo respira con dificultad  Mientras el taburete espera impaciente la caída del halcón rojo.   

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com