Guerra con Colombia
Escrito por Luis Fuenmayor | @LFuenmayorToro   
Jueves, 03 de Diciembre de 2009 05:36

altEl ex presidente de Colombia, Eduardo Samper, ha señalado que existe una situación de pre-guerra entre Venezuela y Colombia, que de continuar y profundizarse puede llevar a una situación realmente lamentable de enfrentamiento bélico entre estas dos naciones. Afirma, así mismo, que la salida sólo puede ser diplomática, pero que la misma se dificulta al no haber conversaciones directas, dada la actitud de los dos presidentes. A pesar de no ser un conocedor de este campo, estoy de acuerdo con lo declarado por el ex presidente colombiano.

Me impulsa a esa posición la solución diplomática alcanzada recientemente entre Colombia y Ecuador, a pesar de que en este caso se había producido un acto de guerra del ejército colombiano dentro del territorio ecuatoriano, aunque dirigido contra un grupo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, donde murieron varios guerrilleros y salió herida una mexicana, quien aparentemente se encontraba haciendo un estudio sobre la guerrilla colombiana. Colombianos y ecuatorianos decidieron incluso reanudar de inmediato sus intercambios comerciales.

A pesar de ser un convencido que la oligarquía colombiana no quiere en absoluto a Venezuela y que la ha despojado de miles de kilómetros cuadrados de su territorio, no creo que la forma en que el presidente Chávez ha manejado la situación haya sido la más conveniente.

No se dan órdenes militares por televisión, ni se indican movilizaciones de tropas, mucho menos la cantidad de las mismas, en forma pública, a menos que se quiera hacer un espectáculo de la situación y se esté convencido de que no habrá ninguna guerra. Este tipo de situaciones son peligrosas y muy serias como para ser tratadas en forma tan alegre y tan ligera.

Si de verdad hay que prepararse, debe hacerse silenciosa y eficientemente, sin informar al enemigo. Colombia ha sido muy discreta en lo que militarmente está haciendo. En el ajedrez, que es un juego similar a la guerra, los contendores permanecen callados y no andan amenazando con tal movimiento del caballo o de la torre, ni que van a eliminar a determinado peón o que pronto acorralarán a la reina. Silenciosamente, y estoy lejos de jugar bien ajedrez y de estar azuzando a la guerra, efectúan sus jugadas hasta el jaque mate.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com