¿Qué tan loco está?
Escrito por Rafael Díaz Blanco   
Jueves, 03 de Diciembre de 2009 05:33

altAnte el llamado de Chávez a una guerra de 100 años contra Estados Unidos y Colombia, la revista colombiana Semana se pregunta en su edición del 14 de noviembre pasado: ¿Qué tan loco está? Dice Semana que "por absurdas que aparezcan las amenazas de Chávez, su perfil psicológico indica que nada se debe descartar". Increíblemente la guerra comienza a ser posible.

Estamos ante un delicado asunto que reclama la opinión y la posición reflexiva de todos. Hemos sostenido que el conflicto entre Colombia y la Venezuela de Chávez es inevitable. Sin embargo, conflicto inevitable no quiere decir confrontación bélica. Significa que las profundas y antagónicas diferencias deben ser manejadas con racionalidad, cordura, prudencia, paciencia, y desprendimiento para mantener una relación fructífera y asegurar la pacífica convivencia entre pueblos que tienen un destino común.

Cabría entonces preguntarnos cómo hemos manejado las diferencias con Colombia. Y ciertamente, comenzamos a preocuparnos. Por supuesto, no hacemos ni estamos calificados para realizar un diagnóstico siquiátrico. Sin embargo, al analizar el comportamiento político del caudillo, no dudamos en calificarlo de anormal e irracional. Anormal en el sentido de no ajustarse su conducta a la predominante en la mayoría o por ella deseado. Irracional por el grado de error que lo caracteriza, por el daño que causa.

De tal manera, que en una perspectiva política no vacilamos en calificar producto de la locura una confrontación bélica con Colombia. Se trataría de llevar al máximo grado la destrucción del país que han significado estos 11 años demenciales. Además, si vemos las posibilidades de éxito sería también una gran estupidez. Al fin de cuentas ambos comportamientos, locura y estupidez, desdicen de la razón e inteligencia humana.

Ante la eventualidad de no estar frente a una bravuconada más o el desarrollo de una estrategia electoral que oculte los problemas nacionales, los venezolanos de buena voluntad, partidarios o no del caudillo, debemos hacer causa común para hacer imposible toda confrontación armada. Venezuela debe continuar siendo, como lo fue durante todo el siglo XX, un territorio libre de guerras civiles e internacionales.

La Verdad


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com