Chávez: un graznido de pájaro necrófilo
Escrito por Martin Rivas Etchegaray   
Miércoles, 17 de Junio de 2009 07:55
Acusar al personal científico del IVIC de hacer una ciencia inútil, divorciada de las necesidades del país, es simplemente la más vulgar y  despreciable manipulación de la verdad.  El desprecio a la ciencia, a la cultura y la estigmatización de determinados intelectuales o de instituciones completas, son aspectos  comunes a los gobiernos fascistas. Para Stanley Paine, lo que caracteriza al ideario fascista es justamente el cuestionamiento de la  actividad creativa del hombre, a través de la imposición de un  pensamiento único.

Las aseveraciones falaces del tte coronel en su show  dominical Aló Presidente (No 329; 3/5/09) acerca de la labor del  personal científico que labora en el Instituto Venezolano de  Investigaciones Científicas (IVIC), reflejan primeramente, un antiintelectualismo iracundo muy propio de su formación cuartelaria, y segundo, una ignorancia supina sobre el tema que abordo. Acusar al personal científico del IVIC de hacer una ciencia inútil, divorciada de las necesidades del país, es simplemente la más vulgar y  despreciable manipulación de la verdad. Su primitivismo intelectual no  le permite apreciar el valor del trabajo científico que se desarrolla  en los laboratorios de esa institución.

El IVIC (9/02/1959) representa  una de las instituciones venezolanas de mayor prestigio internacional,  debido a la calidad de las investigaciones que se desarrollan en sus laboratorios. A través de sus centros y departamentos de investigación ha logrado importantes aportes en las áreas de las ciencias básicas y  tecnológicas para el país, extensivo a otras latitudes. Su Centro de  Estudios Avanzados ha logrado la formación (Maestría o Doctorado) de cientos de profesionales nacionales y extranjeros en diversas áreas del  conocimiento (Antropología, Bioquímica, Ecología, Estudios Sociales,  Física, Genética humana, Fisiología y Biofísica, Inmunología, Microbiología, Química, etc.). Además, en los laboratorios del IVIC  estudiantes de Universidades Nacionales y extranjeras realizan sus  tesis de licenciatura y de postgrado. Dispone de la Biblioteca Marcel Roche, designada por la UNESCO (1996) Biblioteca Regional para América  Latina y el Caribe. Adicionalmente, el IVIC presta servicios a la  industria farmacéutica, biomédica, así como a la comunidad en general  mediante la realización de pruebas de paternidad, diagnósticos médico-forenses, descarte de enfermedades, estudios del medio ambiente, entre otros servicios.

De su plantilla de investigadores surgieron los  grupos de trabajo que dieron origen a la Fundación Instituto de  Ingeniería (1982), INTEVEP (1976) y el Instituto de Estudios Avanzados,  IDEA (1982). Igualmente, el IVIC creó la empresa Quimbiotec (1989) con  la finalidad de producir medicamentos derivados del plasma sanguíneo  humano. Además, ha abierto sedes regionales en las ciudades de Mérida (Física Aplicada) y Maracaibo (Estudios Botánicos y Agroforestales) a  fin de impulsar la investigación en las regiones del país.

¿Cómo pensar  que un sujeto cuya formación intelectual no traspasa los umbrales de la  portada y la contraportada de los libros que suele recomendar, pueda  entender, pero peor aún, evaluar y criticar la calidad y el impacto de  las investigaciones que se realizan en el IVIC? Como coloquialmente se  suele decir ¿Que sabe burro de freno?. Invitar a los investigadores a realizar “ciencia útil, investigación  social, ciencia y tecnología para elevar la calidad de vida del pueblo,  para solucionar los problemas de contaminación (Aló Presidente No 329;  3/5/09), aparte de evidenciar un desconocimiento vergonzoso de lo que  hace el IVIC por el país, constituye una despreciable manifestación de  populismo e hipocresía frente a un auditórium de lambiscones y eunucos  ideológicos, que solo sirven para aplaudir sus necedades.

Contrariamente a lo afirmado por el tte coronel, el IVIC desarrolla en la actualidad más de 160 proyectos de investigación en áreas como  Ecología, Medicina, Microbiología, Química, Ingeniería, Oceanología y  Ciencias Costeras, Química Medicinal, Agroforestales, Física Aplicada, etc. todas ellas vitales para el desarrollo del país.

La infeliz teatralización del tte coronel terminó ordenándole a Jesse  Chacón (devenido en Ministro de Ciencia por obra de su dedo  omnipotente)  que apriete las tuercas y el que no le guste que se rasque, el que le pique que se rasque, en muchas instituciones de esas quedan escuálidos, que se vayan, socialismo o muerte” (Aló Presidente No 329;  3/5/09). Tal vez eso de “Jesse aprieta las tuercas” implique el uso de  las listas Tascón y Maisanta, acompañada de una buena dosis de “perdigones” y del “gas del bueno”, como hemos visto repartir bolivarianamente a los miembros de la Guardia Nacional y la Policía  Metropolitana en contra de pacíficas manifestaciones.

Sin embargo, el cierre de su infausta intervención nos retrotrae a los tiempos cuando  Millán Astray, expresando mejor que nadie la esencia del fascismo,  gritó “Muera la inteligencia, viva la muerte”. El discurso del tte coronel fue excluyente, de intimidación, nada sorprendente pues al fin  y al cabo, los fascistas siempre apelan al terror como instrumento de  dominación. Un graznido de pájaro necrófilo, como dijo Unamuno; porque  la razón es la muerte del fascismo, y la muerte es su única razón para subsistir. Para los fascistas, la ciencia es imprescindible como instrumento de dominación, pero les resulta al mismo tiempo inconveniente, pues ella  busca siempre la verdad, y desenmascara las falacias. Por eso el  fascismo asume frente a la ciencia y a la cultura, la misma actitud que  hacia las masas:"
"las necesita y las cultiva, pero a la vez les teme y  las desprecia.""- Y cuando no puede manipularlas, intenta silenciarlas,  generalmente con la ayuda celestina de algunas figuras intelectuales, devenidos en auténticos vasallos sin criterios, que se mimetizan en  repetidores sin escrúpulos de libretos vergonzantes y abyectos.

Hoy mas que nunca surge la imperiosa necesidad de la unidad de los trabajadores de la ciencia, de la cultura, de la educación, de la industria petrolera, del hierro, del aluminio, en fin de todos, para enfrentar esta nueva ofensiva de la chatarra bolivariana que "pisotea"  la Constitución Nacional, conculcando nuestros derechos  constitucionales.‪
blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Related Items

Videos



opiniónynoticias.com