Traseros al aire
Escrito por Marianella Salazar   
Miércoles, 07 de Octubre de 2009 03:52

altResulta incomprensible el rubor y la indignación sufridos por el presidente Chávez, por un puñado de jóvenes que en la marcha estudiantil del pasado sábado decidieron bajarse los pantalones y mostrar el trasero a la vista de la "respetable" Cancillería Bolivariana.

Exhibir el nalgatorio no tiene valor político alguno, es una transgresión juvenil ruidosa que ya no impresiona a nadie.

Es un método de protesta universal, que preferimos mil veces ­porque es pacífico­ al de la capucha y el pasamontaña utilizados en épocas estudiantiles por algunos ministros y dirigentes del actual régimen, que escudaban su identidad para continuar impunemente aterrorizando a los ciudadanos, quemando cauchos y autobuses y lo que es peor: derramando sangre inocente. Prefiero a estos dirigentes estudiantiles aportando un nuevo estilo a la protesta tradicional, destapándose colectivamente y no con las caras tapadas de los eternos cobardes representantes de una engañosa ideología, que sólo han traído odio, desgracias y más pobreza. Hay otras iniciativas como la de los trabajadores petroleros que se cosieron los labios, que sí tienen un alto valor y contenido político, además de un simbolismo desgarrador, que golpea en el alma hasta en los seres más inconmovibles. Es un hecho que no tiene precedentes en el país y que no ha arrancado un solo comentario del presidente Chávez, escandalizado ahora por unos simples glúteos al aire. A nadie engaña con una mojigatería y timidez ridícula que definitivamente no le quedan.


Lo verdaderamente impúdico es el modelo autoritario y excluyente que nos aplica, el intervencionismo hacia países hermanos, la entrega de nuestra soberanía a Cuba, la corrupción, la represión, el cierre de medios de comunicación, el adoctrinamiento a través de la educación, la naturaleza criminal del régimen que lo han dejado completamente al desnudo. Debería cubrir todas sus vergüenzas como lo hace con esta dictadura encubierta.

TIC TAC

¿Hampa común?: hace aproximadamente un mes, a la altura de La Encrucijada se robaron un camión cava 350 con 141 maletas que contenían laptop, impresoras y máquinas captahuellas. El costoso material del CNE se dirigía desde los galpones en Fila de Mariches hacia los estados Cojedes, Barinas y Táchira para las jornadas de Actualización del Registro Electoral. Lo insólito es que el conductor haya sido enviado en esa misión sin custodia alguna.

Secreto a voces: fuentes del Ministerio Público insisten en señalar que el control de la Fiscalía General de la República se ha desplazado hacia la vicefiscal, Iraida Alfonzo, que la dirección general se le escapa de las manos a la fiscal Luisa Ortega Díaz.

La segunda en el escalafón (viene del Instituto Nacional del Menor; en la Universidad de Carabobo recuerdan su participación en los disturbios estudiantiles), ha venido asumiendo diversas funciones por el despido de altos funcionarios en la Dirección General Administrativa y en la Dirección de Seguridad, maneja el personal con mano férrea y sus colaboradores estarían ejerciendo terror. Habría sido en el despacho de la vicefiscal donde se cocinó la Ley de Delitos Mediáticos, que en su primera versión no perdonaba ni siquiera el Aló, Presidente.

Inmuebles revolucionarios: según fuentes de inteligencia, un coronel del ejército bolivariano, muy cercano al presidente de la República, relacionado con su seguridad y los anillos de seguridad, acaba de adquirir una casa en Colinas de Santa Mónica por 5 millones fuertes. Tendrá como vecina a una importante dama barinesa, que desde hace unos años no se moviliza ni a la esquina sin escolta presidencial o de los cuerpos de seguridad del Estado ...tic tac 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Fuente: El Nacional


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com