La unidad frente al despotismo
Escrito por Antonio Sánchez García | @sangarccs   
Domingo, 14 de Junio de 2009 12:16

Es obligación de la Mesa Unitaria abrirse a todos los sectores y coadyuvar a la gran alianza de los mejores para tomar el control del Estado y llevar adelante la gran revolución democrática que el país exige.

El déspota está en minoría – lo reseñan todas las encuestas - y a la defensiva – lo demuestra su desesperada reacción ante la unidad opositora. Si hacemos lo que corresponde, es decir: lo que la historia nos reclama como una necesidad imperiosa, la caída de este árbol podrido no será producto del azar, sino de la conciencia de los mejores, de la previsión de nuestros líderes, de la planificación de los grupos y partidos que conforman la dirección de las fuerzas democráticas.

 


En primer lugar: comprender el momento histórico y tomar conciencia de la verdadera correlación de fuerzas. De allí la trascendental importancia de hacer carne de nuestro discurso la primera de nuestras percepciones, demostrado hasta la saciedad por María Corina Machado y SÚMATE, la ONG que dirige: SOMOS MAYORÍA. Comprenderlo a cabalidad significa valorar nuestras fuerzas y proceder en consecuencia, abandonando el comportamiento y el discurso timoratos, pusilánimes y cobardes, ese discurso que sirve de justificativo para rehuir el enfrentamiento y  posponer ad calendas la decisión de enfrentar al régimen – desenmascarado ya como una neo dictadura - con valor, con claridad, con decisión. Pues no sólo somos mayoría, sino que además SOMOS LOS MEJORES.


Es la conciencia que debe primar en nuestras fuerzas. Pues cuando los mejores están del lado correcto de la historia, del lado de la libertad y la justicia, y se convierten en mayoría nacional, pueden y deben asumir la conducción de los asuntos públicos, tomar y controlar el Poder y permitir que las fuerzas profundas que anidan en la sociedad se liberen y provoquen los grandes cambios que los tiempos reclaman.


Somos mayoría, somos los mejores y debemos enfrentar al régimen autocrático que nos maniata con coraje y lucidez. Uniendo nuestras fuerzas y coordinándolas bajo una dirección unitaria. Pues esa es la tercera de nuestras verdades: DEBEMOS UNIRNOS.


LA UNIDAD DE TODAS NUESTRAS FUERZAS ES EL IMPERATIVO CATEGÓRICO DEL MOMENTO. No sólo de los partidos, sino de las ONG’s, las universidades, los gremios y colegios profesionales, los sindicatos, las asambleas de ciudadanos. La conformación de la Mesa Unitaria es un primer paso, auspicioso y pleno de potencialidades. Pero no agota ni con mucho la necesidad de la unidad democrática. Debe ser el crisol a partir del cual se logre conformar el gran frente unitario de todas nuestras fuerzas.


Pues en todas las áreas de la vida pública los mejores no se encuentran necesariamente en los partidos. Los grandes luchadores por los derechos humanos, los expertos en asuntos de política internacional, los educadores, los profesionales y expertos en economía, en petróleo, en seguridad ciudadana, en salud y transporte, en todas las áreas de la vida comunitaria ni se encuentran en los partidos ni se sienten plenamente representados por ellos. Es de vital importancia abrirles las puertas al gran frente unitario de la sociedad democrática.


Es obligación de la Mesa Unitaria, por tanto, abrirse a todos los sectores y coadyuvar a la gran alianza de los mejores para tomar el control del Estado y llevar adelante la gran revolución democrática que el país exige.


Manos a la obra.

 

Artículo® exclusivo  para www.opinionynoticias.com 2009


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com