El arte de saber esperar en política
Escrito por Jesús María Lugo Peña   
Domingo, 06 de Septiembre de 2009 07:52

altLos verdaderos líderes se mantienen en la reserva, “amolando la sierra”, dejando actuar al pueblo y en espera que llegue la oportunidad de gerenciar la crisis, porque están preparados para ello. Se están organizando con denuedo y dedicación
“No por mucho madrugar, amanece más temprano”

Refranero popular


Que difícil es conocer de la POLÍTICA transparente, clara, sin opacidad, para los sujetos de a pie como yo. Uno piensa que estamos en el momento adecuado para dar el paso adelante y acabar con esta incertidumbre que nos acogota y, por eso, casi le reclamamos a quienes distinguimos como líderes, baquianos y conductores de masa para que salgan a la palestra a luchar y darle el empujoncito que falta para el cambio, pero estamos equivocados.

Como somos aprendices, equiparamos al actual incumbente en la Presidencia de la República con esos boxeadores que han recibido varios golpes “en la caja del pan”, en el hígado y en el plexo solar, por lo que se le doblan las rodillas y nos hacen pensar que su caída es inminente, pero pasa el tiempo y nada, por eso en el argot pugilístico los llaman “pondrones”. Ese comportamiento aberrante lo tenemos que analizar muy bien para tomar las medidas propicias y no precipitarnos, debemos esperar que se derrumbe solo y no lanzarle más golpes innecesarios. Es el momento del qué, el cuándo y el cómo.

Conversando con un amigo versado en POLÍTICA, que usa la gerencia estratégica para valorar el comportamiento político del colectivo, me demostró con evidencias inobjetables que éste es el momento del pueblo, el cual se está manifestando incluso por encima de sus dirigentes y ha puesto a la defensiva al régimen. Este régimen bajo la tutela de un líder patológico no encuentra otra vía para responder a este comportamiento democrático del pueblo en la calle, que la confrontación en todos los terrenos, llegando incluso a violentar la Constitución exacerbando al “pueblo” su patriotismo, convirtiéndolo en patriotero, al señalar que estamos próximos a una guerra y a una invasión por el imperio que viene por nuestro petróleo -como si no se lo vendiéramos todo- y por nuestras riquezas naturales, recordándole siempre que el petróleo es del pueblo, pero éste está comiendo cable.

Pero como este pueblo es sabio y de algo le vale el haber vivido por más de cuarenta años en democracia, ya empieza a dar síntomas de hastío e intolerancia porque viene comprobando en forma sostenida que sus problemas no han sido resueltos como les habían prometido y que por el contrario se están agravando. Basta ver la inseguridad con su elevado número de muertos semanales, el desempleo creciente, la falta de viviendas dignas, la inflación, los déficit en la atención de salud -sobre todo la hospitalaria-, el encarecimiento de los alimentos, medicamentos y servicios. Lo que hace que protesten democráticamente y reciban agua, gas del bueno y más tarde detenciones mediante juicios amañados. Amenazas y más amenazas.

Así las cosas, los verdaderos líderes se mantienen en la reserva, “amolando la sierra”, dejando actuar al pueblo y en espera que llegue la oportunidad de gerenciar la crisis, porque están preparados para ello. Se están organizando con denuedo y dedicación porque saben que van a encontrar un país con todas sus instituciones deterioradas que va a requerir un gran esfuerzo y trabajo.

Por los momentos no van “gastar más pólvora en zamuros”. En el entendido que enfrentar frontalmente al responsable de este desastre en este momento no es aconsejable, pues lo solidifica porque se defiende con todo, es mejor esperar a que sus rodillas no lo puedan mantener más en pie y se caiga solo, sin que le tiremos la toalla. Mientras tanto, mantengamos la esperanza y la fe en el liderazgo regional representado y encarnado por los gobernadores y alcaldes y en la recuperación de los partidos. El pueblo tiene que continuar en la calle.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


(*) Especialista en Salud Pública y Medicina Familiar. Profesor titular UC.

Fuente: El Carabobeño


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com