El tour de los mandones
Escrito por Fernando Luis Egaña   
Sábado, 05 de Septiembre de 2009 11:23

altEl itinerario del viaje internacional del señor Chávez se ha vuelto tan recurrente que ya podría hablarse de "la ruta de las satrapías" o "el tour de los mandones" y ello por una obvia razón: el destino de sus visitas suelen incluir a algunos de los regímenes más impresentables del planeta.

Irán y Bielorrusia casi no faltan en cualquier periplo trasatlántico. Siria y Libia ya son escalas características. Y la onerosa compra de armas hace de la Rusia de Putin una parada obligatoria.

Zimbabue o Sudán no formaron parte de la tournée porque sus mandatarios, Roberto Mugabe y Omar Ahmed al-Bashir tuvieron ocasión de abrazarse con el mandatario bolivarista en el auto-homenaje que se preparó Muammar Gaddafi con motivo de los 40 añitos que lleva imperando en Libia.

El señor Chávez, desde luego, no es el primer gobernante venezolano que visita a Trípoli, pero sí es el único que ha colocado a la "Gran República Árabe Popular y Socialista de Libia" como un modelo a seguir para nuestro país.

El toque argelino era previsible y por una sencilla razón: el presidente Abdelaziz Bouteflika se ha dejado de tonterías y ha obtenido una reforma constitucional que le permitirá la reelección indefinida o perpetua. De manera que la pertenencia a la OPEP ya no es vínculo principal que une a Argelia con la llamada "revolución bolivarista".

El camino de Damasco también es frecuente. Acaso porque Siria ofrece un ejemplo tentador: la familia Assad está en el poder desde febrero de 1971 y en casi 39 años los laboriosos sirios sólo han conocido 2 jefes de Estado; el papá, Hafez al-Assad, y el hijo, Bashar al-Assad, sucesor dinástico en una monarquía de facto.

Y el plan de vuelo a Teherán de seguro que está registrado en las aeronaves de Cubana de Aviación en las que se desplaza el señor Chávez junto a su muy numerosa comitiva, que la prensa internacional estima en más de 200 acompañantes.

La capital iraní, después de La Habana, debe ser la ciudad foránea más visitada por el comandante-presidente. Reelecto Mahmoud Ahmadinejad  sobre un fraude de proporciones épicas y sobre la sangre de cientos de muertos en las protestas sucedáneas, la felicitación de su par venezolano era prácticamente de rigor. "Solidaridad automática" se decía en otras épocas.

Lukashenko y la dupla Putin-Medvedev --no en orden protocolar sino en poder real--, siempre reciben al señor Chávez con una amplia sonrisa. Y es que el gobierno venezolano debe ser el veintiúnico comprador de armas de Bielorrusia, y muy probablemente el principal cliente militar del Kremlin. La chequera roja-rojita no descansa en esas travesías eslavas.

El "tour de los mandones" es connatural al tipo de régimen que impera en Venezuela. Pero así mismo es harto contraria a los intereses generales del conjunto de la nación. En especial de su erario fiscal, que disminuye ostensiblemente cada vez que los petro-dólares criollos aceitan las "inmejorables relaciones" con los sátrapas de los cinco continentes.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com