El terror de la reelección
Escrito por Ing. Rafael Diaz Casanova Q.E.P.D.   
Viernes, 04 de Septiembre de 2009 20:28

altPonerle nombre a una columna no es una labor fácil. Cuando ideábamos estas líneas tratábamos de evaluar las bondades y defectos de la operación reeleccionaria que han puesto de moda los políticos de muchos países de Latinoamérica. Divagábamos entre las palabras error y terror, decidimos esta última.

Ya, en su momento, comentamos las peripecias legislativas que se llevaron a cabo en Costa Rica para permitir la vuelta al poder de Oscar Arias. No tenemos que abundar en la negativa que recibió el ejecutivo venezolano en las elecciones de diciembre de 2007 cuando se sometió a la consideración del electorado una reforma constitucional que traía como relleno fundamental el permiso de reelección indefinida.

A pesar de que dicha propuesta fue derrotada y que la Constitución vigente prohíbe taxativamente, que una propuesta que ha sido derrotada pueda presentarse nuevamente a la consideración del electorado dentro del mismo período de gobierno, el mismo hizo caso omiso a dicha disposición, es decir, violó la Constitución y a través de una maroma legislativa obtuvo una aprobación por consulta electoral que da puerta franca a la reelección.

Otros países de la región han hecho aprobar o están en trámites de repetir este exabrupto.

Esta semana, el parlamento colombiano, con una votación que luce amplia, de ochenta y cinco votos a favor y solo cinco en contra y que de acuerdo a los reportajes periodísticos no refleja la puja habida en las deliberaciones, ha aprobado que se continúe con el proceso que tiene su punto culminante en el Tribunal Constitucional.

Pecaríamos de inconsecuentes si estuviéramos de acuerdo con que el presidente Uribe, que ha demostrado su valía para el pueblo colombiano, se presentara como alternativa electoral para un tercer período de gobierno.

Estamos en absoluto desacuerdo con que un ciudadano se perpetúe en el poder de una nación. Ya lo dijo el Libertador en Angostura: "nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía" y más adelante, en el mismo discurso, dijo: "La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos".

Más, si nos parecen pocas estas dos sentencias del padre de la patria, debemos anotar que cuando un Presidente trata de reelegirse, generalmente dedica en forma grosera, recursos públicos que son de todos los ciudadanos, para atender los costos de su propaganda partidista. Sobre todo en estos países donde la institucionalidad es débil y las organizaciones gubernamentales se anotan siempre en el bando presidencial.

Las constituciones deben respetarse. No podemos seguir con la malísima costumbre, criticada por Miranda, recordemos: "Bochinche, bochinche y más bochinche", de tener leyes para violarlas y cuando nos molestan demasiado las cambiamos. Es así como Venezuela ha tenido más constituciones que Estados Unidos, enmiendas. Además, si analizamos todas esas veintitantas nuevas constituciones vamos a encontrar como característica común que en todas se cambia el régimen del período presidencial.

Si pensamos en otra vertiente y aplicamos lo que aprehendimos en nuestra vida laboral, todo buen gerente tiene la obligación de preparar a sus colaboradores y entrenar a quien en su momento, debe sucederlo.

Señor presidente Uribe. Mantenga en alto nuestra admiración, usted ya ha preparado al candidato a sucederlo, respeta a los electores colombianos y dé una clase magistral a los políticos regionales, no se deje emborrachar por las complacencias del poder.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com