Regresa Chávez… la silla tiembla
Escrito por Enrique Pereira   
Viernes, 04 de Septiembre de 2009 09:36

altSe acaba Chávez, al mismo ritmo que se acaba su capacidad para producir fluido eléctrico y dinero para sus seguidores. Se acaba entre protestas de todos los colores y el clamor de un pueblo pidiendo soluciones.

Caras asustadas, llenas de ojos esquivos. Temores de mediodía y sustos de medianoche, caldeados bajo un radiante sol e iluminados por una brillante luna llena. Ahora reaccionan y siguen nuestra agenda y la agenda que marca la comunidad internacional. Malo para quien siempre va a la ofensiva.  Anoche trabajó duro la Dirección de Inteligencia. Muchas carreras entre La Rosaleda y Fuerte Tiuna. El apagón les trajo miedos, muchos miedos.

Se acaba Chávez, al mismo ritmo que se acaba su capacidad para producir fluido eléctrico y dinero para sus seguidores. Se acaba entre protestas de todos los colores y el clamor de un pueblo pidiendo soluciones. Esta vez viajar no mejoró las cosas, pero produjo más rabias en nuestro pueblo que pregunta sin cesar que hace nuestro presidente en África, adornándose de medallitas, cuando aquí nos hundimos en problemas no resueltos. Todavía estamos esperando los famosos inversionistas de otros viajes, que traerían fortunas y progreso a nuestro país, en base a los acuerdos que dice haber firmado. De aquí salió dinero a montones y entraron puras promesas.

Hoy el mundo habla. Hoy Venezuela es centro de las miradas mundiales, levantando los trapos que ocultan esta mentira socialistoide. Hoy estaremos protestando aquí y en muchos lugares de este planeta. Les va a doler, pues esta protesta no se compra con dinero y no se apaga con peliculitas y marchistas comprados. Esta protesta no nació en el pentágono, ni en la inteligencia gringa ni en la fantasía oligarca colombiana, esta protesta nace de pueblos humillados, bajo el grosero verbo y accionar de quien se cree un enviado del cielo. Esta protesta se suma a otras tantas por venir, que acabarán con esta pesadilla que nos ha tocado vivir.

Un par de días atrás, el congreso brasilero emitió un voto de censura a Chávez por sus actos para acabar con la libertad de prensa en Venezuela. Ayer Colombia presentó una queja formal en Viena, por un acto intervencionista de nuestro Gobierno en su política interna. Representantes diplomáticos venezolanos, asistieron a una reunión de tipo político para promover el chavismo en Colombia. Esto es una flagrante violación a la Convención de Viena que regula las actividades de las representaciones diplomáticas en los países donde son acreditados. Esto es lo mismo que intentaron en Méjico, en Honduras y en otros tantos países latinoamericanos. Pretensiones imperiales, pues, de las mismas que se quejan. Uno a uno se van levantando los trapos con los que esconden sus ilícitas actividades. La convocatoria a la protesta antichávez del día de hoy luce grande y arrolladora. La de mañana también.

Los miedos siempre traen más miedos. Estar lejos de la silla también hace miedos. Cuando uno está afuera sólo vive de los mensajes. Los mensajes son siempre mensajes y dejan esos espacios que levantan los miedos. Chávez tiene agendado un regreso el día once de septiembre a menos que los miedos cambien su agenda. La silla tiembla por la vibración de miles de pisadas de una gran multitud que une sus pasiones, sus rabias y sus frustraciones bajo una sola bandera. Benavides prepara su nuevo discurso y arenga a sus soldados para que no arruguen. Tiembla la tierra al paso de la venezolanidad que no se rinde ante los despropósitos de esta manada de mentirosos, que quiso cambiar nuestra pacifica forma de ver la vida. Hoy si y mañana también.

.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com