Caracas, Miércoles, 23 de Abril de 2014
Falta día
Opinion
Noticias
Banner
Campaña encuestoral
Escrito por Colette Capriles   
Jueves, 29 de Marzo de 2012 06:18

altEn la campaña electoral de 1998, el candidato Chávez comienza a figurar en primer lugar de las encuestas para el mes de mayo. Cualquiera diría, a la luz de los resultados, que tal era una predicción "irreversible". Pero si se reconstruyen los hechos, y aconsejo el ejercicio mirando el archivo digital de los periódicos, lo que volvió exitosa a esa candidatura fueron los terribles errores políticos cometidos por sus adversarios desde entonces hasta pasadas las elecciones regionales, en noviembre del mismo año. No los recapitularé, pero sí diría que se resumen en que terminaron provocando un vacío político que fue desde luego llenado por quien estaba dispuesto a hacerlo.

Como hoy, lo que estaba en juego entonces era, cómo decirlo, un cansancio. Y una tensión tremenda entre continuidad y cambio. Sólo que el presente es como un espejo invertido del pasado.

Quien otrora quedó favorecido con tan sólo resultar consistente (en abierto contraste con ese valse de los adioses que ponía a bailar a los demás aspirantes a la Presidencia en una especie de carrusel que apenas daba vueltas sobre sí mismo), se ve ahora instalado en el más pastoso statu quo, inmovilizado, reducido a gobernar por voz y a experimentar espasmódicas tácticas que, vistas en conjunto, gritan la falta de estrategia, mientras la deriva del país pone en evidencia el vacío.

Y es la hora de las encuestas porque una de esas tácticas, por cierto repetitiva porque, como afirma Ricardo Sucre en su blog politicaconsentido.blogspot.com, la hemos visto aparecer en otras campañas, y consiste en una especie de "ciclo encuestoral" con perdón del idiolecto, que se inicia bastante antes del evento con sondeos que muestran paridad o equilibrio entre Gobierno y oposición, para dar lugar luego a una brusca "brecha" a favor del Gobierno (generalmente unos meses antes del lance electoral) que los resultados, en definitiva, desmienten.

Así ocurrió en 2007, 2008, 2010...

Remito al texto que ha escrito Ricardo Sucre para un análisis pormenorizado, pero a mi modo de ver lo crucial es esto: las encuestas miden algo pero sobre todo provocan ciertos efectos en el contexto de un metabolismo político muy particular que es el nuestro.

El régimen se empeña en crear una atmósfera de "irreversibilidad" que, junto con la promesa o amenaza de que la única estabilidad posible es la que ofrece 6 años más de esto, generaría una preferencia "por defecto" hacia el presidente-candidato. Que no hay nada irreversible a 180 días de esta o cualquier elección no necesita argumentación. Pero lo importante es que falta, esencialmente, la otra parte de la ecuación: ese vacío que permitiría la consolidación del clima que busca crear el Gobierno. Porque así como ocurrió en 2007, en 2008 y en 2010, cuando la voluntad unitaria ha ocupado el espacio político, la opción de cambio se impone. El vacío amenaza ahora, por el contrario, a aquel que invadía todos los espacios.

Mirar hacia atrás es una forma de inoculación ante las toxinas de esta campaña asimétrica. Hay lecciones y advertencias que sacar de aquel lejano 1998 (recomiendo especialmente la reseña del viaje del candidato Chávez al Reino Unido y sus declaraciones al asistir a una sesión del Parlamento en la que se hallaba presente Blair, donde vio funcionando por fin a una "verdadera democracia", entre otras curiosidades menos pintorescas) y de los éxitos de la alternativa democrática. Los números, que hablen de lo que es; lo que será depende de los aciertos de la unidad.

@cocap

www.el-nacional.com


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Éstos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.