La dominación por la propaganda
Escrito por Paciano Padrón | @padronpaciano   
Jueves, 13 de Agosto de 2009 08:05

altLos gobernantes, casi todos ellos, tienden a afianzar posición a través de la propaganda política, lo que se ve acentuado en los regímenes totalitarios, llegando en casos como en el de Hitler a convertirse en un medio de sometimiento casi absoluto, de enloquecimiento colectivo, de fanatización que llegó a hacer pensar a los alemanes que eran raza superior, con derecho a someter y aniquilar las “razas inferiores”. Hitler lo logra, Joseph Goebbels es el artífice. Los principios goebbelianos están presentes en la propaganda del régimen fidelista y del chavista. Veamos algunos de esos principios, así se entenderá por qué es imperioso silenciar televisoras, radios y cualquier otro medio de comunicación masiva.

PRINCIPIO DE LA SIMPLIFICACIÓN. Adopte una única idea, un solo símbolo, no disperse el esfuerzo. Repita, repetir es la clave. PRINCIPIO DEL ENEMIGO ÚNICO. Todos los adversarios del régimen entran en un mismo saco, en una sola categoría. No distinga entre enemigos mayores o menores, entre medio aliados y medio adversarios. Si no está con el régimen, está en la categoría única (escuálido imperialista).

PRINCIPIO DE TRANSPOSICIÓN. Cargue sobre el adversario los defectos y errores propios. Monte sobre los hombres del contendor lo que es su propio peso muerto. Complemente la transposición: “Si no puede negar las malas noticias, invente otras que las distraigan”. PRINCIPIO DE LA EXAGERACIÓN Y DESFIGURACIÓN. Exalte lo propio, aún siendo poco o pequeño, y haga gigantesca la falla del contendor, hasta desfigurar la realidad. PRINCIPIO DE LA VULGARIZACIÓN. Popularice la propaganda, adáptela a los niveles de la masa menos cultivada. Allí hay mayor capacidad receptiva, comprensión más escasa y olvido más fácil.

PRINCIPIO DE ORQUESTACIÓN. Presente las mismas ideas de distintas formas, convergiendo en el mismo concepto. Reitéralas hasta el cansancio, por aquello de que si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad. PRINCIPIO DE RENOVACIÓN. Ataque informando y argumentando a tal ritmo, que cuando el adversario responda, ya haya otro tema sobre el tapete, no pudiendo éste contrarrestar nunca el creciente nivel de acusaciones.

PRINCIPIO DE VEROSIMILITUD. Lance globos de ensayo, informaciones fragmentarias, para construir argumentos a partir de lo que allí quede. PRINCIPIO DE LA SILENCIACIÓN. Calle cuando no tenga argumentos. Disimule lo que favorezca al adversario. Contraataque por otro lado. PRINCIPIO DE LA UNANIMIDAD. Convenza a la gente de que piensa “como todo el mundo”. Todos estamos de acuerdo.

Es evidente la similitud entre los principios propagandísticos de Hitler, y lo que conocemos de los regímenes de Fidel y Chávez. Silenciar la contraparte es indispensable. En la medida en que el adversario accede a tribuna abierta y se escuchan otras voces, pierde efectividad su plan. Así visto, el régimen silencia a RCTV en señal abierta, asfixia a Globovisión y “bozalea” y atemoriza otros medios. En esta perspectiva es fácil entender la orden de cerrar más de 200 radios y la pretensión de aprobar la Ley Silencio.

Decimos NO al lavado de cerebro, NO a la imposición de ideas y sentimientos a través de la alienante propaganda de Estado, NO a la dominación por la propaganda. Démoslo todo en defensa de la libertad de expresión. Una vez más a tomar la calle, a protestar. Hagamos sentir la voz de la nueva mayoría. E-Mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com