Editorial: El colapso en la educación
Escrito por Administrator   
Martes, 12 de Mayo de 2009 17:09

Para los países adelantados, la educación tiene un sentido estratégico, pues parten de esta premisa: progreso y enseñanza están íntimamente relacionados. Las naciones que avanzan a pasos más acelerados, son aquellas que dedican a la instrucción los porcentajes más altos del Producto Interno Bruto (esto es, el valor monetario de todos los bienes y servicios que se producen). Así, es fácil prever cuáles serán los países que habrán de salir airosos en los desafíos que asumen, y, en su defecto, cuáles seguirán hundidos en el atraso, la pobreza, el hambre.

Según la Unesco, los países de la América Latina y el Caribe dedican 9%del presupuesto mundial a educación, mientras Estados Unidos, donde vive el 4% de los niños y jóvenes del planeta, destina 28%. No obstante, en reciente discurso ante el Congreso, Barack Obama se quejó de la alta deserción en la escuela secundaria y en las universidades. “Ésta es una receta para la decadencia económica, porque sabemos que los países que nos ganan en enseñanza hoy, nos ganarán en competencia mañana”, dijo.


La educación, subrayamos al comienzo, posee un carácter estratégico. ¿Siente usted que en Venezuela esto es así? ¿Se habla, aquí, de “estrategia” para algo distinto a los asuntos del mundo estrictamente militar? Estrategia es, por ejemplo, prepararnos para la guerra asimétrica, comprar cientos de miles de fusiles rusos, y submarinos. Ordenar, de repente, la movilización de batallones hacia la frontera con Colombia. Los ejercicios, en aire, mar y tierra, para estar listos en los trances de encarar la invasión del Imperio.


Y, pese a que hasta hace unas semanas estábamos blindados de la crisis financiera global, al instante de desplomarse los ingresos petroleros, tampoco ve usted que se hable de recortar las generosidades que halagan a otros suelos y desangran a esta patria, en la repartición de petróleo, créditos blandísimos, compra de bonos de la deuda pública, rebatiña de aviones, tractores, autopistas, urbanizaciones, y hasta islas y otras lindezas, “gracias a mi comandante”.
En cambio, ya sabemos de una mayor carga de impuestos, de inflación, y del tijeretazo aplicado, precisamente, a los fondos de la educación. Las escuelas, derrumbadas por la desidia oficial. Los maestros, forzados a renunciar a sus reivindicaciones, por traición gremial. Ya ni los cubre el seguro de HCM. Encima, se les pretende convertir en operadores políticos al servicio de la revolución.


Las universidades soportan la peor parte del descalabro. Están a punto del colapso. La UCV, que arrastra este año un presupuesto igual al de 2008, y al de 2007, razón por la cual la reducción se traduce en un 40%, está condenada a funcionar con 60 millones de bolívares fuertes menos. La USB no habría podido terminar el año, aún sin la mutilación que le han infligido, del 6%. La UCLA, sumida en feroz incertidumbre, por más austeridad que ejerzan sus autoridades, no logrará alargar su funcionamiento sino unos dos o tres meses más. Las perspectivas son inquietantes en áreas fundamentales, como la investigación y la extensión.


El panorama, por tanto, es sombrío, desolador. La sociedad toda debería movilizarse, con solidario coraje ciudadano, y EL IMPULSO está en disposición de asumir la bandera de esta inaplazable lucha.
No sabría adivinar uno en qué tipo de país vive, cuando quien coloca a sus pies todos los poderes, en cadena de radio y televisión se atreve, en esta coyuntura, a anunciar la creación de 29 universidades. Y, ¿qué decir, además, de ese delirante pronóstico, cuando proclamó que Venezuela está próxima a convertirse en una “gran potencia económica, política, social, moral, científica y tecnológica”?
Como para reír, si no se tratara de una tragedia. Es que, cansados de atormentar el presente, ahora se ocupan de tronchar el porvenir.

 

Fuente: El Impulso, 27.04.2009


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Jueves, 14 de Mayo de 2009 08:22
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com