Ante el fallecimiento de José Martínez Natera
Escrito por William Anseume | @WilliamAnseumeB   
Viernes, 12 de Febrero de 2021 06:55

altEste mes falleció el comunicador social, educador, gremialista y exdiputado de la Asamblea Legislativa del estado Miranda, José Martínez Natera.

Su muerte ha producido un pesar poco común entre los mirandinos, especialmente en Los Teques y todos los Altos. 

Llama poderosamente la atención la sacudida colectiva que produce su partida, precisamente en estos complicados momentos de la sociedad venezolana en general y particularmente de la mirandina. Cabría perfectamente preguntarse las razones de esta especial conmoción provocada por su partida. Las repuestas no se hacen esperar. La primera de ellas tiene que ver indudablemente con ese llamado antes "don de gentes" que añoramos y anhelamos hoy en día en todo el panorama político, social y cultural venezolano. Pretendiendo ser dominado justo por todo lo contrario: por un sojuzgamiento que procura la prosternación humillante de todos los ciudadanos. 
 
Contradictoriamente, esta despedida de un reconocido mirandino, se transforma en un curioso acto de reconocimiento de los valores políticos, periodísticos, humanos que echamos muy de menos en la vida cotidiana, aunque a veces los tenemos a la mano diariamente sin percibirlo, hasta que así se van dejando sus vacíos no solo en los seres más cercanos. 
 
Martínez Natera fue sagaz comunicador social, frontal. Pero entre los valores de su personalidad que perdurarán entre los pobladores de los Altos Mirandinos está el muy singular y entrañable hecho de no haber sido sectario desde su posición ideológico-politica. Rareza casi microscópica en la actualidad de todo el panorama en el que abundan parcialidades archiexcluyentes. 
 
Otra de sus características resaltantes y loables tiene que ver con su escrupulosa defensa de la libertad de expresión. Razón por la cual se unió con firmeza a la defensa no solo de la palabra dicha o escrita en libertad, sino en la defensa de los derechos laborales de los periodistas en el gremio agrupado en el prestigioso Colegio Nacional de Periodistas. 
 
Será debidamente recordado como ser humano, como político, como comunicador, como gremialista, como educador, como locutor, como conductor de valiosos programas. Pero fundamentalmente nos recuerda su partida aquello que debemos preservar y reconquistar: la libertad en todos los campos y en todos los sentidos. Una placa o un busto serían efectiva transmisión constante de los valores que encarnó para los mirandinos y el país.

blog comments powered by Disqus
Última actualización el Viernes, 12 de Febrero de 2021 06:58
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com