En memoria de Bolivia Suárez
Escrito por William Anseume | @WilliamAnseumeB   
Viernes, 25 de Diciembre de 2020 06:53

altMurió Bolivia Suárez recientemente, víctima del coronavirus.

No puedo decir, mentiría si así lo dijera, que fue mi amiga, por cuanto no compartimos más allá de una relación cercana, gestada durante no más de estos dos últimos años, en función política y gremial. Debió ser sin embargo una muy buena amiga de sus amigos. No lo dudo. 

La conocí en su ejercicio como la diputada que era, con sus limitaciones, como humano es, abierta a la comprensión de la problemática política y especialmente la educativa en el país. Era la presidenta de la Subcomisión de Educación de la Asamblea Nacional. Nada menos. Llegué a ella por intermedio de otro diligilente diputado amigo: Luis Barragán. Me sorprendió de entrada su manera cercana de atender largamente mi llamada telefónica de tan buen modo. No tuve ni siquiera que insistir. Bastó la presentación para que entendiera mis preocupaciones. Desde allí, no paramos de accionar. Ante cualquiera de nuestros planteamientos, desde la Asociación de Profesores, respondió siempre, siempre, positiva y diligentemente. 

Así tuvimos, compartidas, varias ruedas de prensa en el parlamento, notificando, denunciando, la situación educativa. Acogió los temas principales: el inmenso deterioro laboral en la educación, el abandono presupuestario y físico de las instituciones educativas, la Autonomía Universitaria. Convocó a los rectores en repetidas oportunidades. Trabajamos, por su invitación, proyectos de acuerdos y reuniones de la Subcomisión, a las que solía invitarme recurrentemente a pesar de saber de mis continuas fallas con las conexiones y las comunicaciones. Estelar el momento cuando su diligencia hizo llevar el tema de la Autonomía a una sesión al principio de este año, en la calle (porque la legítima Asamblea Nacional fue acosada hasta sacarla del propio Capitolio en manos de los opresores). Allí intervinimos los tres Bolivia, Barragán y quien aquí relata junto a líderes estudiantiles. 

Las últimas actuaciones conjuntas fueron su lucha por la modificación de un artículo de la Ley de Educación que impidiera definitivamente la imposición de elecciones rectorales como el régimen se lo ha planteado, arrollando la Autonomía y el quehacer político universitario (Había yo asomado previamente en un artículo esa sugerencia que le hice a ella telefónicamente, después apareció postulada por otros diputados; no es del caso buscar el origen de algo que circula en el ambiente con libertad de ideas de este lado), y las dos cartas conjuntas a la UNESCO, solicitando su intervención para liderar la ayuda humanitaria en educación para tratar de evitar la catástrofe generacional que se avecina en Venezuela. 

Bolivia bien conocía de los límites impuestos por los secuestradores del poder. Pero jamás se arredró. Era, de verdad, una luchadora contumaz. Optimista recurrente. Supo hacer política en el entendido de que existen intereses del país suprapartido. Fue conmigo y los demás, una valiosa mujer generosa. Me sorprendió ingratamente la búsqueda pública de recursos para la atención de su delicado estado de salud. Graficación de la miseria en la que no sólo en esa materia estamos tiránicamente sumidos. La muerte de Bolivia es una motivación más para no detener las urgencias de la lucha por la libertad.   


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Viernes, 25 de Diciembre de 2020 06:55
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com