Crisis eterna
Escrito por Williams Caballero | @wcaballerolopez   
Viernes, 21 de Agosto de 2020 00:00

altVenezuela vive una crisis sin fin, además de la falta de gasolina que afecta a propios y extraños, tenemos una gravísima situación con la escasez de gas doméstico

y sin dejar de mencionar los problemas con la energía eléctrica y el agua.

Como es bien sabido por quienes vivimos en el interior del país, el combustible se agotó por completo. Las pocas estaciones de servicio que quedan están destinadas para funcionarios públicos, el sector salud y otros pocos privilegiados, pero para el ciudadano común "no hay gasolina".

Además, cada vez vemos más personas deambulando calle arriba y calle abajo con su bombona de gas, y es que no hay producción para cubrir las necesidades de millones de hogares en todo el país, y mientras tanto los eruditos que manejan el poder en Venezuela tienen la brillante idea de mandar a cocinar a los venezolanos a leña.

Para el señor Dante Rivas, llamado protector de Nueva Esparta, un reverbero es "una gran obra de ingeniería" y es de quienes dicen que cocinar a leña es una "muestra de resistencia"; sin embargo me imagino que él ni su familia tienen que pasar por el trago amargo de una hornilla que no encienda por falta de gas doméstico.

Y a la par de la carencia de gasolina y de gas, en un país petrolero y con una de las mayores reservas de petróleo del mundo, se le suma las permanentes fallas de servicios como el agua y la energía eléctrica que hacen más insoportable la cuarentena en medio de la Pandemia.

La falta de agua se ha hecho insostenible, aquí en la zona norte de Anzoátegui hay comunidades con dos o más semanas sin que le llegue gota por las tuberías; conozco personas que viven  cerca del río Neverí en Barcelona y han salido con sus tobos en búsqueda de agua como si viviéramos en los tiempos de 1700.

Y, a la par de esto, el servicio eléctrico cada vez está peor. Los sectores parecen arbolitos de navidad con luces intermitentes, se apaga un sector y se enciende otro; el daño que el Estado le hace a las  familias es incontable, no solo anímica y moralmente sino material con la pérdida de sus artefactos eléctricos que sucumben ante los apagones y alumbrones.

Los venezolanos en sus casas están sin gas para cocinar, sin energía eléctrica para conservar los alimentos en las neveras, sin agua para bañarse y limpiar la casa, y de paso sin gasolina para salir a buscar alimentos o medicina. Sin duda, la crisis venezolana es total y dramáticamente eterna y sin aparente salida a corto plazo.

Vivimos una crisis que no acaba, que no le da cuartel a los venezolanos; una crisis inhumana que condena a la miseria a toda una sociedad. Es por ello, que cada día se hace más urgente la unión de todos para la consecución de soluciones reales y tangibles, ya la situación venezolana pasó de un Estado fallido a una crisis humanitaria que le está costando la vida a miles de personas inocentes.

Es hora que paremos esta crisis, y lo hagamos con nuestras acciones y decisiones, es hora que superemos la emergencia y nos ocupemos de salvar a Venezuela.

 

 

 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Jueves, 20 de Agosto de 2020 22:09
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com