La toma física de las universidades
Escrito por William Anseume | @WilliamAnseumeB   
Sábado, 14 de Marzo de 2020 08:16

altYa me he manifestado en cuanto a los diferentes aspectos que componen el plan que ha articulado y ha venido ejecutando lenta pero seguramente la dictadura

en las universidades nacionales. Ese plan incluye: militarización (hacer de los universitarios, en conjunción con la Fuerza Armada, elementos militares en defensa de la patria de ellos, sí de los rojos con los militares que los respaldan en este no querer soltar el corotico que va quedando), convertir las universidades en sembradíos (conucos y bodegas) y en productoras y expendedoras de aparatos electrodomésticos; incluye también el hacerse, por supuesto, de los cargos de las autoridades rectorales, no importa cómo, pero hacerse de ellos. 

El otro aspecto, complementario, pero no menos importante consiste en tomar los espacios físicos de las universidades. No lo han logrado aún, a pesar de todos los esfuerzos de la tiranía por evacuar los recintos de enseñanza, pagando la miseria que pagan, o mandando a sus huestes a secuestrar oficinas y alrededores, como ha ocurrido en la Universidad de Carabobo, en la Central o en la más reciente de la Universidad de Oriente en Cumaná. No le ha bastado a los opresores nacionales con permitir o propiciar la delincuencia que carcome sitios educativos o hace víctimas a cualesquiera de los miembros de nuestras comunidades. 

Así, en la Convención Colectiva última que pretenden aprobar, surgida como planteamiento de un sindicato de esos despreciados por la Organización Internacional del Trabajo; por ser dirigidos, constituidos y mandados por los esbirros del régimen, por lo tanto no electos ni representativos con ninguna legitimidad de nadie, se expresa con claridad el deseo de tomar los espacios universitarios. 

Veamos cómo reza el proyecto de Convención que tiene más de un año de retraso en la "atención" de los temas laborales que debían ser su objeto específico: "Las instituciones de educación universitaria se comprometen a colocar a disposición su infraestructura de planta física, laboratorios, tecnología y personal calificado, dentro de sus posibilidades...". Esto tanto para el "desarrollo" de "un nuevo modelo productivo socialista" como para el proyecto universitario que nos llevaría a propiciar militarmente la "defensa integral de la patria".  De modo que nuestros espacios en los mayores centros educativos del país estarían a la disposición del régimen para su objetivo de hacer de las universidades conucos y mercados y de los universitarios agentes militares, bodegueros o cultivadores del campo. Perderíamos así, según este plan, nuestra infraestructura dispuesta para los objetivos educacionales que ahora quieren descentrar o eliminar por completo. 

Se entiende con estos descabellados planteamientos que la elaboración mental que proviene, como política desintegradora,  de las fauces despóticas está dirigida no sólo a procurarse la dirección de las universidades con elecciones o sin ellas, sino a la toma de los espacios físicos también. Y, definitivamente, la toma de los individuos formadores y en formación y hasta el personal administrativo y obrero en funciones militares o de bodegueros o de campesinos.  Sin que haya en mi planteo siquiera un ápice de menosprecio a quienes se dedican a esos tan importantes menesteres. 

Las universidades tienen que rebelarse y convocar para ello a toda la sociedad civil y militar que quiera unirse en función del rescate de la universidad y del país. Se nos ha hecho tarde. 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Sábado, 14 de Marzo de 2020 08:27
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com