Rol ciudadano
Escrito por María Alejandra Malaver | @malemalaver   
Martes, 16 de Octubre de 2018 04:48

altSí, ya antes he tocado el tema del rol del ciudadano en la vida política actual venezolana, pero no me detendré por ello, creo una dedicación justa

y necesaria el hecho que promovamos un mayor compromiso de los venezolanos en la solución de los graves problemas que atravesamos. 

Son todos y cada uno de ustedes que me leen parte de la solución. Sí, en la medida que los ciudadanos nos incorporemos en la conducción del país, con más razones, y más rapidez saldremos del laberinto de caos al cual nos sumergieron hace unos cuantos años atrás.

Los ciudadanos son la miel de las sociedades y no pueden dejar solos a los políticos en la ardua tarea de dirigir y/o conducir las ciudades, porque éstas son el hogar de todos nosotros. 

Dejar que el político haga sin contraloría ciudadana, sin participación ciudadana, es un aliciente que pareciera autorizarlo para desviarse en su acción de servir, y cambiar conceptos y valores generando inmoralidades y falsas expectativas. 

Cuando un político no tiene la supervisión del ciudadano suele servirse del poder y no servir desde el poder, como debería ser. El ciudadano contralor es aquel que dice “Epa, qué estás haciendo” y detiene con su participación la desviación del político. 

Razones estas que nos hacen reflexionar sobre el papel de los vecinos en las discusiones locales y regionales, rol que nos hace analizar lo fundamental de la organización ciudadana en medio de la catástrofe en la cual  estamos sometidos. 

En la medida que más venezolanos entendamos que el cambio no lo generan salidas mágicas o decisiones de terceros, sino que está en cada uno de nosotros, en esa medida podremos construir una Venezuela diferente, mejor y con futuro. 

Además, es importante que la consciencia ciudadana vaya formando una clase de políticos distintos. Sí, un dirigente político que ame lo que hace, que sienta vocación de servicio real, que quiera ayudar más que ayudarse a sí mismo. 

Han leído sobre la diferencia de los tipos de trabajo. Existe una frase que dice “si amas lo que haces no lo puedes llamar trabajo”, así mismo ocurre con los servidores públicos, si amaran lo que hacen lo harían consentimiento, con compromiso y con calidad. 

Cuando tengamos una sociedad más activa, una ciudadanía que no descargue en terceros, su papel de contralor y generador de cambios, en esa medida tendremos más políticos trabajadores, centrados y que construyen instituciones democráticas. 

Si cambian las sociedades, cambiarán quienes la dirigen. Así de claro, cambiemos. Vamos a activarnos, seamos conscientes de nuestro papel como partes de una ciudadanía. 


blog comments powered by Disqus
Última actualización el Martes, 16 de Octubre de 2018 04:52
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com