La imagen y el poder de Roberto de Vries
Escrito por Alexis Aponte | @alexisaponte14   
Martes, 10 de Enero de 2017 00:02

altEl pasado domingo 04/01/2017 devolvimos a la madre tierra el cuerpo de Roberto De Vries.

Su fallecimiento fue una sorpresa para todos, pero así es el misterio de la vida. Se marchó cuando nuestro país más lo necesitaba, y quedaron por hacer  varias iniciativas para este año de corte académico, político y social, que sus amigos estamos obligados a desarrollar.

Roberto era un médico egresado de la UCV, al principio se especializó como intensivista, pero viendo lo duro que era esta rama de la medicina, y en especial a veces la imposibilidad de salvar vidas, prefirió dedicarse a la psiquiatría y esta era otra manera de salvarlas y mejorar a las  personas.

En toda su experiencia profesional, además de la medicina, ejerció como comunicador social transmitiendo sus conocimientos a través de la pantalla en diferentes canales de televisión. Era un extraordinario conferencista sobre diversos temas sociales.

Como investigador era muy riguroso y exigente. Las más conocidas giraban en torno a estudios sobre la Caracterización del Venezolano, la Salud Mental del Venezolano,  el Perfil  Psico Social del venezolano  y en los últimos meses había  incursionando y escrito  sobre la Mente Economía. Esta última área de investigación trataba de elaborar soluciones a problemas económicos y políticos partiendo del estado emocional del venezolano. Su alcance explicaba el porqué y el para qué  de algunas políticas gubernamentales como resultado de un estado emocional como estructura de gobierno.

Entre todo lo polifacético que era Roberto, incursionó como asesor de imagen política, y son varios los políticos venezolanos, incluso a nivel internacional, diputados, luchadores sociales y personalidades que tenían una gran inquietud con la actual situación del país y consideraban que tenían algo que aportar en este trance, para lo cual buscaban el consejo y asesoría del doctor De Vries.

Como escritor es autor de varios libros, entre ellas novelas, artículos, discursos y ponencias, una de ellas en la Academia de Ciencias Económicas y Sociales de nuestro país la cual fue publicada por dicha institución. Su última conferencia la dictó en el Centro de Extensión Profesional (CEP-FACES-UCV), los primeros días del pasado mes de diciembre, sobre el tema de los Conceptos. Roberto decía; quien no domina los conceptos tiene problemas para comunicarse y transmitir lo que piensa. 

Era un precursor en el estudio de la Imagen y el Poder, desde un punto de vista científico, psicológico y social. El escrutinio y dominio de estos temas era para ser mejores ciudadanos, más eficientes en nuestras profesiones, en la política, en las empresas y como personas. El tema del Poder le apasionaba, pero NO  como generalmente se conoce y por ello se busca: autoridad, sexo, dinero. Para Roberto el Poder era esa fuerza y energía, esos dones que Dios le dio al hombre para cambiar, transformarse, ser útil y servir a los demás. Más aún,  era frecuente oírle decir; “…el hombre no sabe el Poder que Dios le confirió…”

Era un hombre desprendido de las cosas materiales, honrado y honesto. Amable, generoso y con una sonrisa que invitaba al diálogo y al intercambio de ideas. Sencillo y austero, agudo en el comentario. Respetuoso por lo que cada uno dijera  así uno se haya equivocado.  Era una fuente de amistad  y solidaridad con los demás. Él daba charlas sobre la “empatía”, pero la practicaba, reflejaba Paz, porque no le gustaba la violencia ni el juicio castigador.

En los últimos meses, Roberto estaba muy preocupado por el deterioro de los indiciadores psico sociales de la sociedad venezolana, le inquietaba los problemas de escasez de alimentos, medicinas y sus consecuencias en la población desde el punto vista físico e intelectual. Veía como otros países latinoamericanos y europeos avanzaban y Venezuela retrocedía, era una realidad difícil de evadir. Él estaba preocupado por el país porque lo amaba y vivía aquí y quería seguir en su tierra, a pesar de tener ofertas en el extranjero para ejercer su profesión. . Por eso digo que Roberto murió de Venezuela.

Roberto era y seguirá siendo un gran venezolano. Era un hombre bueno.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com