Derroteros Nº5: ¿Negligencia o Incompetencia?
Escrito por Nietzsche   
Lunes, 17 de Marzo de 2014 06:45

altEl gobierno continúa “diagnosticando” los requerimientos de divisas del país y los pagos continúan sin salir. Se han realizado innumerables reuniones,

generales y sectoriales entre todos los sectores importadores y prácticamente todos los miembros del alto gobierno y no pasa nada. La escasez, como habíamos anticipado, ha tomado niveles dramáticos y, lo que es peor, se acentuará durante Marzo y Abril. Lo más insólito de todo es que el gobierno no da carácter de urgencia a los sectores más fundamentales: salud y alimentos.  Vendrán “tablets” para los estudiantes. Se prioriza sin ningún sentido común.

Se anuncia un nuevo encuentro para el venidero 20 de Marzo entre importadores, el vicepresidente Arreaza, el viceministro del área económica Rafael Ramírez  y todo el cuerpo ministerial. Se presume que allí el gobierno podría dar respuestas concretas. Habrá que ver si se cumple esta expectativa. El gobierno anunció entre bombos y platillos que se habían aprobado 56 de las 59 peticiones hechas por los empresarios en las recientes reuniones efectuadas en el feriado pre-carnaval y en el carnaval mismo. Nada de eso se concretó. No existe ninguna gaceta, providencia o memorandum que confirme por escrito lo “aprobado”.  Por ende, el barco sigue atado al mismo muelle.

Es desconcertante, por ejemplo, que el gobierno anuncie insistentemente que el requisito de la fianza de fiel cumplimiento ejecutable en divisas ha sido suspendido, en virtud de que ninguna aseguradora las ofrece, y es el propio gobierno el que reitera ese requerimiento en las subastas del SICAD. De hecho, la banca pública, única autorizada para manejar estas subastas, exige las fianzas para liberar las divisas. Nadie tiene fianzas. Las subastas son un fiasco.

Los inventarios de la cadena de comercialización de medicamentos (laboratorios-droguerías-farmacias) no pasan de 45 días, tiempo que es menor al que se requiere para importar, producir y colocar en los anaqueles los medicamentos. Ya hay carencia de más de 20 de las moléculas que se comercializan en el país. La cifra ascenderá. A nivel del área diagnóstica hay carestía absoluta de muchos reactivos fundamentales. A nivel quirúrgico, se incrementan las listas de espera por falta de los consumibles requeridos para realizar las operaciones en los hospitales públicos y, peor, aún, en importantes clínicas privadas se ha comenzado a limitar el área quirúrgica a procedimientos de estricta emergencia, dada la carencia de insumos.

Nadie entiende la inacción del gobierno para atender esta emergencia que atenta contra la salud y vida de la población en general, sobre todo considerando que meses sin liquidar montos relevantes de divisas le han permitido capitalizar divisas nuevamente. De todos modos, el trato es igualitario. Nadie tiene divisas. Chrysler acompaña a Toyota y detiene su planta por falta de insumos. No hay baterías, no hay repuestos, no hay en  leche en polvo, no hay café, no hay azúcar, no hay servilletas, no hay harina de trigo,  no hay desodorantes, no hay papel periódico, no hay vehículos, faltan los materiales odontológicos, los fabricantes de envases metálicos están por cerrar por falta de materia prima y no hay material para sustentar la producción de empaques. Imposible encontrar un racional económico que justifique un deterioro tan extremo de la economía. Tampoco existe un racional político que explique porque el gobierno permitió que ello ocurriera.

Por si fuera poco, en la actuación más bizarra que uno pueda imaginar, funcionarios del Ministerio del Ambiente han visitado empresas del sector salud, para solicitar un requisito nunca antes exigido –y absolutamente innecesario-, el registro de actividades susceptibles de degradar al ambiente (RASDA) y amenazan con prohibir la venta de los pocos reactivos de laboratorio disponibles en el país. Esto es un antojo criminal.


¡Éxito!

A la empresa VENSALUD, creada recientemente para  “ejecutar las actividades relacionadas con la investigación, diseño, desarrollo, producción, manufactura, distribución, comercialización, importación y exportación de equipos, instrumentos y materiales médicos; así como, el servicio de reparación y mantenimiento (...) del equipamiento que se encuentra actualmente en los centros de salud”, se agrega la creación de la empresa CONSALUD, que se ocupará de la compra local y de importación de todo lo concerniente al área diagnóstica. Este es un nuevo paso en la ruta del gobierno para minimizar, y eventualmente reemplazar, al sector privado en el campo sanitario. Que Dios nos agarre confesados.


Entre pasillos

  • La semana que finaliza cierra con la introducción de un nuevo y feroz participante en el drama nacional que ha puesto a temblar a muchísimos empresarios. Mientras se celebra la aprobación del Convenio Cambiario N° 27 que, teóricamente permitirá el acceso a divisas a propios y extraños, pocos hablan del contenido del Artículo 21 de este convenio, el cual deroga los artículos 6, 7, 8 y 9 del Convenio Cambiario N° 14 de Febrero del año pasado, los cuales son, nada más y nada menos, los artículos en los cuales el gobierno nacional se comprometió a reconocer la tasa de cambio preferencial de Bs 4,30/USD  para un grueso número de importaciones realizadas en fecha previa a la devaluación de principios del año pasado. Muchas de esas importaciones continúan esperando la liquidación de las divisas por parte de CADIVI (hay sectores en los que esta deuda “vieja” representa más del 60% de la deuda total que los importadores tienen con sus proveedores extranjeros). Solo imagine que usted vendió algo creyendo que le costaría Bs 4,30 por dólar y resulta que el costo verdadero debe calcularlo a la tasa SICAD II, cuyo valor superará los 40 ó 50 Bs por dólar. Esta sería la mayor devaluación en  un solo tramo en la historia reciente del país. Hay reuniones de emergencia a nivel empresarial, porque esta mega-devaluación se llevará por delante la viabilidad económica de muchas empresas.
  • El índice de escasez superó por largo el 30%. La carencia extendida de productos impide maquillar la cifra. De allí la decisión del BCV de no publicar el índice en conjunto con las cifras de inflación del mes de Febrero.
  • Continúan las reuniones entre la Federación de Contadores y los técnicos del gobierno para tratar de dar viabilidad a la Ley de Precios Justos. Todos saben que la ley es imposible de aplicar con su redacción actual, pero el gobierno no dará marcha atrás. En privado, funcionarios hablan de la posibilidad de que la ley se engavete parcialmente y que simplemente se utilice como instrumento político para “meter en cintura” a “esos grandes sectores empresariales que resultan molestos”. De todos modos, en breve comenzará la travesía por las mesas técnicas que tratarán de definir las estructuras de costo para cada sector productivo.  La ley es el arquetipo de la improvisación y un ejemplo perfecto de como hacer que la inversión privada corra despavorida.

blog comments powered by Disqus
Última actualización el Lunes, 17 de Marzo de 2014 07:25
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com