Menca de Leoni, una mujer republicana
Escrito por José Villegas G.   

altCarmen América -Menca- y Raúl se casaron en agosto 1949 en la ciudad de Washington.

Los Leoni Fernández fueron un clan unido y colaborador, eran primos, nativos de Upata estado Bolívar. Ella estudió primaria en el oriente natal y bachillerato en el Colegio Lourdes en la ciudad de Valencia. Era una mujer con medios propios de sustento, así como propiedades que le vienen de sus padres Sofía Alcalá y el general Juan Fernández Amparan, militar de confianza de Juan Vicente Gómez. 

Raúl Leoni, estuvo a punto de cancelar la candidatura presidencial con el descubrimiento de un cáncer de mamas que padecía su esposa, recibió tratamiento y se mantuvo en discreto secreto. En 1963 fue electo como el segundo presidente Constitucional y Democrático de Venezuela para el periodo 1964-1969, Menca se convierte en la segunda Primera Dama de Venezuela en el siglo XX. 

En enero de 1972, Menca estaba en el Manteco, cuando tuvo que ser traslada de urgencia a Caracas. Ella se consideraba prestada a la ciudad, era plenamente feliz en el campo. Tenía 27 años cuando se casó con Raúl y le sobrevivió 6 meses y 17 días a su partida. En aquella oportunidad pidió que el dinero de las flores le fuera donado, con la colecta compró un mamógrafo para el Hospital Oncológico Luis Razetti. Pidió al partido político al cual pertenecían no hacer propaganda con sus muertos, por esa razón no la velaron en la Casa de Acción Democrática. 

Doña Menca, era una mujer joven, expiró el 22 de enero de 1973, en la biblioteca de su casa PUEDPA, se hizo el ritual mortuorio, narrado en la prensa por Francia Natera,[1] se vistió con una limpia bata blanca y se cubrió el cuerpo con un amplio cubrecama de organza con pequeñas flores que había recibido de regalo en diciembre. Continua la periodista narrando: con infinita ternura unieron sus manos bondadosas, entre ellas, el rosario que el Papa le entrego al Cardenal Quintero el día de su ordenación como príncipe de la iglesia y que el Cardenal le había regalado. Manola su hermana, coloco en el pecho el crucifico que fue de su madre Doña Sofía Alcalá de Fernández, y su hija mayor Carmen Sofía colocó un retrato al carboncillo de su esposo en la cabecera de la cama clínica.

Una multitud siguió el cotejo fúnebre a pie el 24 de enero, desde la Urbanización San Luis hasta el Cementerio del Este, escribió Anselmo Reyes; mujeres sin diferencia alguna hicieron guardia en el féretro. Felicita Rumbos, dirigente de AD del barrio Las Torres en Petare, cubrió el sencillo ataúd con la Bandera de AD. Se pidió un minuto de silencio, pero los concurrentes no alcanzaron a completarlo. Se escuchó un grito: ¡MENCA NO HA MUERTO!, un coro respondió: ¡PRESENTE!. Esta vez la colecta de las flores fue donada a la Cruz Roja. Fueron 55 años los que vivió Menca, una mujer Republicana.

[1] Para la redacción de este artículo se consultó la Carpeta Nº 3258 de Archivo de Redacción de El Nacional.

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com