La caída de Medina Angarita: Agosto de 1945
Escrito por Julio César Moreno León | @juliocesarml44   

altDurante el mes de agosto la pugna política reflejada en la prensa nacional se manifiesta en fuertes ataques entre los seguidores del general Eleazar López Contreras y dirigentes del partido de gobierno. 

 

La polémica política del país se intensifica en la medida  en que la  candidatura de Diógenes Escalante se consolida como factor unificador del oficialismo, la izquierda comunista, y la oposición representada en Acción Democrática, movimiento al que se aprecia como un partido de creciente presencia en los sectores populares.

La anunciada alianza electoral pareciera darle un vuelco definitivo al rumbo de la política venezolana de entonces. Ella, sin embargo, genera fuertes enfrentamientos en el seno del PDV, y concreta la ruptura definitiva entre Medina y López, los dos líderes más importantes en el proceso de  evolución política de la Venezuela posgomecista. Como reacción a esta posible alianza, el diario Ahora publica el primero de agosto  la carta de renuncia al PDV de un grupo de dirigentes del Estado Carabobo, quienes han sido sometidos al tribunal disciplinario del partido y acusados de deslealtad e indisciplina. Los disidentes denuncian a la directiva partidista por agredir a López Contreras, a quien los renunciantes consideran “honra y prez de la República”, y por pretender los oficialistas “erigir a intrascendentes mediocridades”.

La lista de los disidentes del pedevismo carabobeño es encabezada por Oscar Degwitz, J.A. Cordido Freites, Víctor Rotondaro, y Miguel Betancourt y Galíndez. 

La gobernación de Caracas, entrega la carta de legalización como movimiento político al sector lopecista organizado en la “Agrupación Pro Candidatura Presidencial”. La dirigencia de este grupo es encabezada por Federico Guevara Núñez, Eudoro Sánchez Lanz, Hugolino Hernández, José Domingo Montero, y Héctor Montero.

En declaraciones entregadas a los medios de comunicación social, La Esfera, El Heraldo, El Universal  y el diario Ahora, el general López Contreras, afirma: “La situación del país es favorable, pero pronto entraremos en una encrucijada peligrosa”. 

En la versión informativa publicada por el diario Ahora, el día 24, el ex Presidente reconoce que el gobierno del general Medina “ha llevado adelante las conquistas democráticas iniciadas en 1936 “. A pesar de ello señala: “La creación del Partido Democrático Venezolano, con magnífico programa, auguraba la consolidación de la unidad nacional. Sin embargo, no correspondió a ese anhelo, pues la actuación de algunos hombres que asumieron la dirección suprema del movimiento, desvió el criterio fundamental que inspiró su creencia y posiblemente el del propio general Medina”. Acusa al oficialismo de caracterizarse “por el exclusivismo, y la predisposición inexplicable contra colaboradores leales y servidores del régimen que fueron útiles en mi gobierno, y que lo han sido en la administración actual, y en general, por la posición autocrática contraria a los principios de legalidad y respeto a las instituciones, lo que ha tenido como consecuencia lógica, la ubicación de muchos elementos en las filas independientes, y el consecuente divisionismo, a pesar de los esfuerzos por la unión, de todos los que hemos contribuido a orientar al país por el camino de la libertad, del progreso y de la justicia social”. Y considera  “desde todo punto injusto calificar a esos hombres como de ideas y procedimientos reaccionarios, cuando precisamente ellos son los principales colaboradores de la iniciación del presente régimen democrático”.

Al exponer su posición frente a las reformas institucionales, se pronuncia por el  voto obligatorio; el otorgamiento de una mayor representatividad política a las mujeres; la autonomía de los Estados permitiendo la elección de sus Presidentes; la participación de los Municipios en el Situado, con el fin de darles una efectiva independencia económica; y la creación de los cargos de Primero y Segundo Vicepresidentes, o que la función que competa a éstos la ejerza el Presidente y Vicepresidente del Congreso; promete promover la elección popular del Presidente de la República a partir del año 1951, por cuanto “esta es una reforma inaplazable que el país reclama”. Y señala finalmente la necesidad de institucionalizar la incompatibilidad entre las funciones legislativas y ejecutivas, para lo cual deben asignarse sueldos a los parlamentarios, con el fin de que  permanezcan en sus funciones aún en los períodos de receso del Congreso. .

El 7 de agosto arriba al país el doctor Diógenes Escalante, quien es recibido oficialmente como el candidato presidencial del PDV. Los medios periodísticos cubren la información, de acuerdo con su posición política.

Para el diario El Tiempo, en su crónica del día 8, en el recibimiento al candidato oficial estuvieron presentes cerca de cinco mil manifestantes, “quienes le aclamaron con gran entusiasmo a su entrada a Caracas en la Plaza Catia”.

El vespertino oficialista destaca, entre las personalidades asistentes al recibimiento de Escalante en el aeropuerto de Maiquetía, al Gobernador de Caracas Diego Nucete Sardi, al coronel Ulpiano Valera, Jefe del Cuerpo de Edecanes del Presidente de la República, y ciento veinte parlamentarios, “un número más que suficiente para garantizar su elección en el Congreso de la República”. 

Por su parte, el diario Ahora, identificado con la candidatura del general López Contreras, comenta que los actos del recibimiento, carecen  de  emoción  y de presencia popular, por ser el aspirante oficialista, una figura desconocida y aislada de la realidad política del país.

Dice la nota de prensa del diario Ahora publicada el día 8: “Todavía consideramos que el doctor Escalante tiene tiempo de salvar su nombre para la posteridad. El tiene talento y debe saber que como lo recibieron a él no se recibe en ninguna parte a un candidato oficial a la Presidencia de la República, y que todas las señales de su arribo a Venezuela son de que fuerzas subterráneas de su mismo sector están haciéndole mas daño que cuanto pueda hacerle la oposición honrada a su candidatura”.

El sábado 11 en declaraciones aparecidas en el diario El Nacional Diógenes Escalante afirma, al analizar la situación del país, que “Venezuela marcha precipitadamente por el camino del progreso-como pueblo-que quiere ganar el tiempo perdido.  Se nota en todo un ansia de vida nueva que busca canalización, que siente profundamente las corrientes universales, las presiones poderosas que hoy se ejercen sobre todos los pueblos, en un intercambio continuo”. Y que “el Presidente del 46, debe ser un hombre capaz de continuar el ritmo ascendente de la política actual. Y más que continuarla, ampliarla, y profundizarla”.     

El domingo 26  se inaugura oficialmente la Urbanización El Silencio. Según El Nacional, cerca de  veinticinco mil personas acuden al acto de entrega de lo que se considera entonces el más importante proyecto urbanístico ejecutado en Venezuela, el cual ha sido construido  por el gobierno nacional en base al proyecto de los arquitectos Carlos Raúl Villanueva y Francisco Narváez. En el evento presidido por el Primer Mandatario Isaías Medina Angarita, están presentes los representantes del Cuerpo Diplomático, los Ministros, el Gobernador del Distrito Federal Diego Nucete Sardi y el Director del Banco Obrero Carlos Luis Ferrero.

Por disposición del Ejecutivo Nacional, se realizan los actos conmemorativos del centenario de la muerte del general Rafael Urdaneta. Como parte de los eventos en memoria del prócer zuliano, en la ciudad de Maracaibo el gobernador Héctor Cuenca ha organizado “La Exposición Nacional de Maracaibo”, que presenta las principales obras adelantadas por el gobierno nacional en toda la República.

Varios pabellones son abiertos al público con el fin de mostrar los adelantos del país durante la administración del Presidente Medina Angarita, destacando un amplio plan de viviendas que se adelanta en la región zuliana.

A finales de este mes clausura sus sesiones el III Congreso Interamericano de Agricultura, cuyas deliberaciones se efectuaron durante catorce días en las nuevas instalaciones del Liceo Andrés Bello.

La Corte Federal y de Casación niega la petición de nulidad de la elección de los diputados Inocente Palacios y Carlos Irazábal, solicitada por Sirio Hernández y Carlos Gimón al ser esos parlamentarios electos en el Distrito Federal reconocidos militantes comunistas, ideología proscrita expresamente por la Constitución Nacional. 

La demanda de Hernández y Gimón señala además, que todos los diputados electos en el Distrito Federal, han sido escogidos ilegalmente porque entre sus electores figuran los concejales Carlos Augusto León y Rafael Heredia Peña, también de filiación comunista. La reforma constitucional recientemente aprobada por el Congreso, a partir de la cual se permite la existencia de los partidos marxistas, deja sin base jurídica a los alegatos planteados por los demandantes.

El 7 de agosto las primeras páginas de todos los medios de comunicación anuncian la más grave y conmovedora noticia relacionadas con el cruento desenlace de la guerra mundial. 

Una bomba atómica fue lanzada por la aviación norteamericana el día 6 sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. 

De acuerdo con la información de la agencia UP, “el poderoso ataque nuclear, el primero de la historia, ha causado la muerte de más de doscientas mil personas”.

El Presidente Harry Truman, desde el crucero Augusta, al hacer el anuncio a todas las naciones del mundo afirma: “Los japoneses han comenzado la guerra desde el aire. Se les ha pagado  ya con creces  y aún no ha llegado el fin”.

El gobierno japonés al describir el trágico ataque sufrido por su país reconoce que la agresión nuclear “ha llevado la muerte a todos los seres vivientes de Hiroshima…las víctimas son demasiado numerosas para ser contadas”.

La agencia de noticias Reuter publica una declaración de Winston Churchill, quien asegura que “la bomba atómica constituye uno de los mayores triunfos del genio humano de que se tenga conocimiento. 

“El lanzamiento de una bomba atómica  sobre Hiroshima, base del ejército japonés, ha cambiado el curso del mundo”.  Dice Churchill.

Un cable de la agencia UP, informa que “el cerebro organizador de éste, “el mayor juego de la historia”, fue el doctor Robert Openheimer, reputado físico de cuarenta y un años, quien trabajó durante mas de dos años en un desierto de Nuevo Méjico”.

“Estados Unidos y Gran Bretaña han ganado la batalla de los laboratorios– dice el reporte de UP. Y al describir las características del poderoso artefacto bélico señala que “la bomba atómica que comenzó a ser lanzada contra el Japón es el medio de destrucción más poderoso conocido hasta ahora, con una potencia superior a veinte mil toneladas de TNT y dos mil veces mas explosiva que la bomba británica “Grand Slam”, la más poderosa usada en la guerra mundial. Ciento veinticinco mil personas trabajaron en su construcción, con un costo económico de dos mil millones de dólares”.

La Iglesia Católica al fijar su posición sobre el terrible acontecimiento bélico, sentencia desde las páginas de  El Observatore Romano: “Jamás como ahora es necesario regresar a la solidaridad cristiana. La fuerza en vez de resolver los problemas de la humanidad, está conduciendo a su aniquilamiento. Fue ese sentido el que condujo a Leonardo Da Vinci a destruir el submarino que había inventado, pensando que pudiera convertirse en arma  mortífera”.

El día 8 una segunda bomba nuclear es lanzada sobre la ciudad de Nagasaki. 

Un cable de la agencia de noticias UP reproducido por el diario Ahora, comenta ese día que esta segunda bomba fue “tan buena como la de Hiroshima”.

Ante la evidente debacle japonesa los rusos inician la invasión a Manchuria.

Las grandes potencias aliadas anuncian oficialmente que las tropas de Hiroito se han rendido, y el Presidente Truman les emplaza a cesar el fuego en todos los frentes. El general Douglas MacArthur es designado plenipotenciario aliado. El gobierno japonés al reconocer la derrota final plantea su aspiración de que no se trate a su Emperador como delincuente de guerra.      

 El día 14, la Alta Corte de Francia condena a muerte al Mariscal Henry Pétain por el delito de traición, al haber colaborado con los nazis como jefe del gobierno establecido en Vichy, luego de la ocupación alemana al territorio francés. Los comentarios de la prensa internacional coinciden en afirmar que “hay esperanzas de que no sea ejecutada la sentencia”.

Todos los bienes de Pétain son confiscados, y se le condena “a la ignominia nacional”. Antes de conocer la sentencia, el anciano general dice: “A las puertas de la muerte juro que siempre he servido a Francia”.

 

|*|: Lee también:

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com