Características increméntales de riesgo de PLD/FT en clientes y productos bancarios
Escrito por Marcos Tinedo | @RiskControlSME   
Lunes, 15 de Junio de 2020 00:00

altComo una de las medidas centrales para prevenir ALD/CFT en la banca, debe asignarse a los empleados bancarios la responsabilidad de comprender el riesgo

integral de lavado de dinero que conlleva cada relación de negocios que mantienen dentro de su portafolio y las razones subyacentes que así lo generan, de tal forma de definirse como “dueños de la relación del cliente”. De aquí, que aparte de analizar su riesgo de ubicación geográfica, como parte de los procesos de debida diligencia que deben aplicarse antes de vincular un cliente al banco, debe también analizarse el tipo de cliente que representa, así como las características de las cuentas, productos y/o servicios que piensa contratar, ya que dependiendo del caso que se identifique, algunos de ellos pueden conllevar un riesgo incremental de lavado de dinero y/o financiamiento al terrorismo. 

De estas forma, con los tres elementos de riesgo de ALD/CFT ya evaluados: geografía, tipo de cliente, y productos/servicios a contratar, lo que se busca al final, es que se asigne una calificación de riesgo al cliente como resultado de este proceso, y que, con base al apetito de riesgo de la entidad, sea considerado al momento de aprobar la vinculación del cliente con el banco, y de este modo, se puedan definir las medidas y frecuencia de monitoreo de transacciones así como de actualización de información del cliente que llevarán a cabo luego de que éste sea aceptado por el banco y empiece a operar.

Es por ello, que consideramos que las características de los clientes que pueden conllevar un riesgo incremental de lavado de dinero o financiamiento al terrorismo incluyen:

  1. Clientes específicamente identificados por reguladores, fuerzas del orden, o señalados en comunicaciones de alguna autoridad como “alto riesgo”;
  2. Clientes cuyas actividades pueden involucrar un riesgo incremental de colocación[1] desde el punto de vista de lavado de dinero;
  3. Clientes cuyas actividades pueden involucrar un riesgo incremental de estructuración[2] desde el punto de vista de lavado de dinero;
  4. Clientes que prestan servicios profesionales como abogados, notarios, contadores, asesores de inversiones y asesores de servicios de fideicomisos y empresas, o que fungen como intermediarios financieros que proveen asistencia en transacciones que involucran movimiento de dinero, y se considera que tienen un papel particular en la identificación, prevención y denuncia de lavado de dinero (denominados en inglés como “gatekeepers”);
  5. Clientes que ofrecen servicios como intermediarios financieros bajo reserva de confidencialidad, como instituciones financieras extranjeras y vehículos legales ubicados en paraísos fiscales;
  6. Clientes que conllevan un riesgo reputacional alto, ya sea de manera directa debido a las actividades que realiza, o indirecta, originadas a raíz de las afiliaciones o asociaciones con las cuales se encuentran vinculadas.

Del mismo modo, a continuación, presentamos una lista no exhaustiva de ejemplos de clientes de alto riesgo y/o atributos de clientes de alto riesgo que influyen en el nivel de riesgo incremental que pudiera identificarse en estos, tal como aquí se detalla:

1.Instituciones financieras (locales o extranjeras), incluyendo, pero no limitadas a:

a. Bancos en general, incluyendo bancos corresponsales (locales y extranjeros);

b. Instituciones financieras no bancarias como casas de bolsa;

c. Fondos de Inversión y de Cobertura (denominados en inglés estos últimos como Hedge Funds);

d. Negocios de servicios de dinero (envíos de remesas, casas de cambio, entre otros)

2. Casinos y/o salas de juegos y apuestas;

3. Comerciantes de joyas, metales o piedras preciosas;

4. Extranjeros y personas no residentes;

5. Figuras públicas de alto nivel;

6. Cuentas de embajadas y consulados de países extranjeros;

7. Proveedores de servicios profesionales;

a. Abogados

b. Contadores

c. Doctores

d. Corredores de bienes raíces

8. Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), Organizaciones de caridad y sin fines de lucro

9. Intermediarios de Depósitos extranjeros[3]

10. Clientes de Banca Privada y clasificados como poseedores de grandes patrimonios

11. Sitios de apuestas por internet localizados en paraísos fiscales

Por otra parte, las características de los productos y servicios bancarios que pueden conllevar un riesgo incremental de lavado de dinero o financiamiento al terrorismo incluyen a aquellos que:

  1. Están identificados por reguladores y fuerzas del orden como de alto riesgo;
  2. Favorecen el anonimato o involucran a terceras partes;
  3. Favorecen la ejecución de alto volumen de transacciones;
  4. Involucran transacciones transfronterizas;
  5. Involucran instrumentos monetarios al portador y/o efectivo;
  6. Favorecen el rápido movimiento de fondos.

Del mismo modo, a continuación, presentamos una lista de ejemplos de productos y servicios de alto riesgo. Estos ejemplos no son exhaustivos y deben ser considerados al momento de determinar el riesgo de un producto o servicio bancario, tal como aquí se detalla:

1. Servicios de Fondos de Pago Electrónicos

a. Dinero electrónico (p.e. valor almacenado en tarjetas prepagadas incluyendo beneficios de nómina)

b. Transferencias de fondos (locales e internacionales)

c. Transacciones de fondos para las cuales no hay una cuenta específica para depositar los fondos y el beneficiario de los fondos no es un cliente bancario, por lo que son solo pagaderas cuando este se identifica apropiadamente (denominadas como PUPID transactions en inglés)

d. Procesamiento de pagos de terceras partes

e. Actividades relacionadas con envío/recepción de remesas

f. Transacciones de cámara de compensación automatizadas (denominadas en inglés ACH transactions[4])

g. Cajeros automáticos (ATMs)

2. Banca electrónica

3. Servicios de Captura remota de depósitos (RDC[5])

4. Banca Privada (local e internacional)

5. Servicios de Gerencia de Activos y Fideicomiso

6. Instrumentos monetarios (órdenes de pago, cheques de viajero, cheques de caja)

7. Cuentas de corresponsales extranjeros

a. Actividades de transporte de valores

b. Cuentas de pago directo o procesamiento garantizados directo (denominadas en inglés PTAs accounts)

c. Cheques emitidos en dólares estadounidenses

8. Financiamiento al comercio exterior (Cartas de Crédito incluyendo aquellas garantizadas)

9. Uso especial de cuentas concentradoras[6]

10. Actividades de préstamo, particularmente préstamos asegurados por colaterales en efectivo y títulos valores comercializables en bolsa de valores

11. Servicios de cuentas de custodia

a. Productos de inversión bajo custodia

b. Anualidades y Seguros de vida permanentes

12. Transacciones en efectivo

13. Transacciones de cambio o moneda extranjera

14. Servicios de pago transfronterizos multimoneda

Al finalizar este proceso de evaluación de riesgo, se recomienda que los dueños de la relación del cliente busquen asesoría, incluyendo indicaciones potenciales de situaciones que pueden implicar un riesgo significativo para la entidad, de la unidad de antilavado de dinero de la institución financiera que se trate, especialmente, pero no limitada a, los tipos de clientes y productos y servicios bancarios mencionados anteriormente. De esta forma, en caso de que un dueño de la relación del cliente tenga preocupaciones o necesite asesoría en cualquier momento acerca del mismo, se debe realizar el escalamiento correspondiente al departamento de antilavado de dinero, sin importar la calificación de riesgo otorgada al cliente, que en cualquier escenario, y con independencia de las consideraciones que sean tomadas al respecto, debe siempre tenerse en cuenta que la decisión final de vincular a clientes es responsabilidad exclusiva de los dueños de la relación, excepto cuando haya una prohibición expresa de NO establecer relaciones con ciertos negocios/clientes, según lo establezca la política de ALD/CFT de la entidad respectiva, la cual deberá mantenerse como prioridad excluyente, sin importar que los resultados de la evaluación de riesgo del cliente sean aceptables o no y/o que los dueños de la relación del cliente hayan aprobado previamente la vinculación respectiva.

Notas

[1]

[2] Thus, the second stage of money laundering is known, where the conversion of illicit funds to another form occurs and complex layers of financial transactions are created to disguise the documented trail, source and ownership of funds.

 

[3] Un corredor de depósitos extranjeros es un individuo o empresa que facilita la colocación de depósitos de inversionistas en instituciones financieras foráneas. 

[4] La Automated Clearing House o Cámara de Compensación Automatizada es una red electrónica para las transacciones financieras en los Estados Unidos. ACH procesa grandes volúmenes de transacciones de crédito y débito en lotes. Las transferencias ACH incluyen depósitos directos, nómina y proveedores

[5] La captura remota de depósitos (RDC – Remote Deposit Capture) es un sistema que permite que un cliente escanee cheques de forma remota y transmita las imágenes de los cheques a un banco para su depósito, generalmente a través de una conexión a Internet encriptada.

[6] Son cuentas internas que establecen los bancos para la administración de los recursos del público, y que tienen acceso solo cierto tipos de clientes que pueden ordenar transferencias de gran volumen al banco a través de esta cuenta, facilitando la pérdida del rastro del cliente.


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com