Post coronavirus
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Jueves, 02 de Abril de 2020 06:50

altYa nada será igual. La vida en sociedad habrá cambiado.

El Coronavirus en unos cuantos meses, quizás años, será una enfermedad más como la malaria, la tuberculosis, sarampión o cualquier otra, pero las secuelas psicológicas, sociales, políticas, económicas y financieras, van a sentirse por largo tiempo.

La pérdida de valor económico, según los especialistas, se estima probablemente en más de un 30% de toda la economía del planeta. El Producto Interno Bruto (PIB) disminuirá para la mayoría de las empresas del mundo. Crecerá el desempleo, miles de emprendimientos y empresas quebradas. El comercio internacional, por lo menos, mientras dure la cuarentena y los cercos geográficos epidemiológicos, se reducirá a cifras muy cercanas a cero. El consumo privado y público sufrirá, porque debemos racionarlo o porque simplemente, la oferta se ha reducido. Debe aparecer el fenómeno de la inflación en muchos países, que salvo Venezuela, Argentina y otros pocos países, se le considera desaparecido.

Es muy probable que la región (América Latina) se produzcan crisis de deuda externa, porque los ingresos por divisas deben verse reducidos (Si Argentina tenía una oportunidad, ahora se le reduce la poca holgura financiera). El precio del petróleo a los niveles que ha llegado ( menos de US$ 20/b) no cubre los costos de operación de muchos países (salvo Arabia Saudita), por lo que, se va a experimentar una reducción de los ingresos de aquellos países con un alto porcentaje de exportaciones petroleras (Venezuela, Argentina, Ecuador, entre otros). Si antes se visualizaba una crisis hipotecaria, ahora esta debe acelerarse. Muchos no podrán pagar las hipotecas debido al deterioro del salario real.

Las empresas como la célula económica del sistema capitalista están obligadas a reinventarse. Frente a esta realidad, los seres humanos estamos en cuarentena, pero la actividad de las empresas tienen que continuar. He ahí el desafío que debemos resolver. El teletrabajo, del cual tanto se ha hablado, ahora es una necesidad. Antes lo veíamos como una opción, porque estamos acostumbrados a verle la cara a la gente todos los días en sus respectivos escritorios. Ahora no, es una modalidad laboral la cual, debemos sistematizar, documentar y hacer control de gestión.

Recurríamos a las ​videoconferencias como una opción para eventos, o “speakers” internacionales. En este momento es una herramienta de trabajo, pero eso implica, que debe haber un cambio en su desarrollo por parte de los miembros que participan. Tenemos que tener, un orden, disciplina, concreción en las intervenciones, límites de tiempo para cada uno y para la conferencia en general. Más aún, cuando hay problemas de comunicaciones como en Venezuela.

El reto no es solamente continuar la operación, que ya es bastante, es reinventarnos, es inevitable y una excelente oportunidad para ​revisar todos los procesos funcionales de la empresa​. Algunas actividades administrativas desaparecerán y deben crearse otras, porque hemos descubiertos nuevos riesgos.

La tecnología ​será una de las actividades que en el medio de esta pandemia, va a emerger más fortalecida. ​La intranet de las organizaciones va ser una actividad dinámica y misional, sobre la cual se van a soportar muchas actividades. ​Las redes funcionales como subsistemas de actividades estratégicas. Muchos servicios presenciales, ahora van a migrar con aceleración a la robótica, para así disminuir no ya los costos, sino los riesgos de contacto.

La comunicación es importante en momentos de crisis. La comunicación debe incrementarse con todos los actores de interés de nuestro entorno empresarial y cuando volvamos a la normalidad mantenerla en calidad y cantidad. Debe informarse la verdad sin llegar a ser crudo. Comunicar en el momento preciso. Mantener al personal informado, porque eso le transmite que es importante y se practica la participación y se incrementa los niveles de compromiso.

Una de las columnas importantes y estratégicas para poder surfear y superar la crisis, lo constituye el liderazgo. El gerente convertido en jefe queda al descubierto en los momentos de crisis. Esta experiencia debe generar un ​liderazgo inspirador con capacidad de prever, generar iniciativas, con mensajes esperanzadores y que estimulen para enfrentar los retos presentes y futuros.

Esta crisis ha sido un desafío para el liderazgo político mundial. Ha puesto en evidencia la capacidad de estadistas de muchos políticos en funciones de gobierno, los cuales no han estado a la altura del desafío. Se ha puesto a prueba la capacidad para la toma de decisiones ante la emergencia planteada. Porque, una cosa es no tomar decisiones, otra es tomarla a destiempo y peor aún, tomarlas con retardo y equivocadas. La probabilidad es alta para muchos candidatos a reelegirse las pierdan, y otros en ejercicio se vean obligados a dimitir por incapaces.

El panorama no es alentador pero es la realidad. El ser humano ha superado muchas crisis y tiene una infinita capacidad de adaptación para superar los retos planteados. La Primera y Segunda Guerra Mundial. Ejemplos tenemos muchos, la mal llamada “gripe española”, el “crack” del mercado de valores del año 1929 y el mejor ejemplo lo tenemos en Europa, todo un continente que solo ha vivido en paz, después del año 1945, devastada después de la Segunda Guerra Mundial y pudo levantarse en menos de veinte años. La propia vida apareció después de un “big bang” y de ahí hemos crecido y desarrollado como seres humanos.

Una experiencia a la cual debemos responder con resiliencia, fortaleza física, espiritual, mental y cognitiva. Para recuperarnos debemos practicar la economía colaborativa y la solidaridad personal e internacional y una lección importante: Solos no podemos enfrentar algunos problemas, es necesario relacionarnos y globalizarnos aún más.

alt

 

blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com