Un impuesto regresivo
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 04 de Febrero de 2020 00:00

altEl Ejecutivo Nacional en su necesidad de recursos, recurre a través de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a una reforma de la Ley de Impuesto sobre la Renta,

que grava al consumo pagado en dólares o euros, en un monto entre el 5% y un 25%, adicional al Impuesto al Valor Agregado (IVA) que rige en la actualidad. 

El país había logrado un pequeño respiro en todo lo relacionado a la actividad comercial, cuando se permitió que todas las transacciones comerciales, pudieran tener como referencia al dólar americano o cualquier otra divisa. Esto trajo como consecuencia, un repunte en el comercio de bienes y servicios, disminuyó sustancialmente la escasez de alimentos y algo importante; aumentó la oferta de medicinas. 

Esto se reflejó en la cantidad de los tan criticados “bodegones” instalados en toda la ciudad de Caracas y en el interior de la república. Su funcionamiento contribuyó a crear unos cuantos miles de puestos de trabajo, ampliar la oferta de algunos productos, y por supuesto, a un aumento de la recaudación del IVA e impuestos aduaneros. Caracas se convirtió en la ciudad de América Latina con más negocios de este tipo. 

No hablemos de la otra cara del negocio tan criticado por muchos tales como: que ésto es una forma de lavar el dinero mal habido por algunos, la marcada diferencia entre los que tienen y aquellos que viven con dos dólares al mes, y el tan criticado “efecto demostración” de los que poseen divisas para su manutención. Todo esto es cierto, pero todo en la vida es una dualidad y más en economía. 

Esta reforma impositiva traerá consecuencias negativas y hará retroceder lo poco logrado en materia económica. Si se había logrado un respiro, ahora vamos a sentir de nuevo la asfixia a través de los precios y a lo mejor mayor escasez. 

Entre las consecuencias inmediatas, podemos listar; 

●  Un aumento de los precios en todos aquellos bienes y servicios que se 

cancelen en divisas diferentes a la “criptomoneda gubernamental”. 

●  Es probable que se reduzca la oferta de muchos bienes, ya que, al restringirse la demanda por el efecto precio, no será negocio mantenerlos en 

inventario. 

●  Esta medida es más combustible para la hiperinflación que vivimos. 

●  Este impuesto es un incentivo para estimular el contrabando. 

●  Se estimula la comercialización subterránea, en la cual, hay ausencias de controles, garantías y seguridad entre los operadores. 

●  Si el gobierno cree, que con esta medida va a incrementar la recaudación impositiva, pues está haciendo mal los cálculos, porque en el mejor de los casos, va a recaudar dinero devaluado. 

El régimen necesita dinero urgentemente, porque entre sus objetivos para este año se encuentra la posibilidad, por lo menos, de una elección (las parlamentarias). Por lo tanto recurre a esta decisión impositiva disparatada. Una economía con una espiral hiperinflacionaria, estancada, sin producción nacional, con salarios miserables, que rayan con la esclavitud, y ante tal realidad económica, el ejecutivo nacional se presenta con una reforma tributaria, que significa más impuestos al consumo personal y a las empresas. 

Este es un impuesto ilegal, por quien lo promulga, irracional porque no tiene lógica económica y absurdo porque desconoce las leyes básicas que rigen la economía. Señores: en el mercado monetario, la moneda buena desplaza a las monedas malas. (Ley de Gresham). Nuestro cono monetario desapareció, fue vuelto “polvo cósmico” por la hiperinflación. Por lo tanto, los mercados y los individuos en concreto, crean o se asimilan a un nuevo factor de intercambio que rijan todas las transacciones económicas. 

En conclusión: Venezuela es un país descuadernado, Sin Banco Central, sin cono monetario, sin polìtica económica y financiera que contribuyan al crecimiento y menos al desarrollo, pero con decisores que asumen decisiones disparatadas, que tienden a incrementar la crisis social. 

alt 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com