La OFAC y el BCV
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 23 de Abril de 2019 05:27

altEl 17-04-2019 el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, a través de su vocero, el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin, anunció la inclusión del Banco Central de Venezuela en la lista de: Office Foreign Assets Control (OFAC), 

argumentando: “…para evitar que se use como una herramienta del régimen ilegítimo de Maduro, que continúa saqueando los activos venezolanos y explotando las instituciones gubernamentales para enriquecer a los corruptos internos…", las excepciones involucran las transacciones de tarjetas de crédito (las cuales deben ser muy pocas), remesas familiares y lo relacionado con la ayuda humanitaria. 

El Departamento del Tesoro amplía su fundamentación para tal decisión en el hecho (parafraseamos)…algunas personas, ya incluidas en la lista OFAC, ejercen como directores en el seno del directorio del BCV. Además de lo anterior, el BCV ha sido objeto de críticas ya que, es quien coordina pagos o cobros por venta de petróleo venezolano en coordinación con PDVSA,  venta de oro y otros minerales, así como otras operaciones con empresas asociadas y de  nacionalidad: cubanas, iraníes, chinas, rusas, y muchas otras, que en cierta forma han venido ayudando a Venezuela para tratar de romper el cerco económico. 

Esta medida coincide con el vencimiento del plazo (28-04-2019) otorgado por el Departamento del Tesoro, para que todas aquellas transacciones efectuadas por PDVSA antes de las acciones tomadas, se finiquiten y sea más efectivo las prohibiciones de realizar operaciones con la empresa petrolera venezolana.  Al final del día, el resultado se cuantifica en una medida adicional, para estrechar más aún, el estrangulamiento económico del régimen, pero también del país, y con ello toda la sociedad venezolana. . 

Esta es una de las medidas más letales del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y arrincona al BCV maniatándolo al no poder ejercer  una de sus principales funciones monetarias internacionales, la cual es “ser el pagador por excelencia del estado venezolano a nivel internacional”.

Conviene hacer un breve resumen de las funciones del BCV y cuantificar el alcance de la medida tomada por el Departamento del Tesoro. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) es muy clara y precisa sobre las atribuciones del BCV. A tal efecto, el artículo 319 tipifica que el BCV debe rendir cuenta a los órganos contralores, llámese Asamblea Nacional (AN) y Contraloría General de la República, es decir se rige por el principio de responsabilidad pública. Sabemos que tanto el gobierno como los órganos de poder público, entre ellos el BCV, no reconocen a la Asamblea Nacional, y por lo tanto no le entrega cuenta. 

Debe publicar informes periódicos y estadísticas,  sobre el desarrollo de la economía venezolana, indicadores macroeconómicos, monetarios y financieros. Para tal efecto el BCV dispone de autonomía frente a los demás poderes, incluido el Ejecutivo, con el cual debe coordinar, pero nunca subordinarse, en materia de decisiones económicas. El resumen es claro, estas atribuciones están otorgadas por mandato constitucional, pero el BCV no es autónomo, ni independiente y mucho menos emite información fundamental para planificar y corregir las desviaciones de la economía venezolana.  

Si a esto le sumamos que el BCV no regula el circulante monetario, por el contrario, es responsable de la política continuada y reiterativa del financiamiento del déficit público con dinero inorgánico, no ha preservado el poder adquisitivo del bolívar, no ha contribuido con la estabilidad de los precios, no ha sumado al desarrollo armónico del país en lo  económico, financiero y crediticio. Ha diseñado y desarrollado una política cambiaria aberrante y desacertada y lo peor; ha estimulado una hiperinflación que ha destruido la economía, los mercados de precios y salarios y  el poder adquisitivo de la moneda. 

Todo lo anterior y como complemento, se le suma  la medida del Departamento del Tesoro de incluir al BCV en la lista de la OFAC, parafraseamos al Dr. D.F. Maza Zavala, quien además fue director del BCV y podía hablar con propiedad por ser un académico autorizado, con conocimiento pleno de las funciones del Banco, por lo que interpretamos lo siguiente:

Este BCV, no podrá hacer operaciones de “swap” con algunos de sus activos de reserva con otros bancos centrales o privados. Es el BCV quien nombra y tiene representantes ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Fondo Latinoamericano de Reservas, (FLAR)nos representa en la Asociación Latinoamericana de Integración,  (ALADI) tiene estrechas relaciones de cooperación con la Corporación Andina de Fomento, (CAF) es miembro del Centro de Estudios Latinoamericanos, (CEMLA)y por supuesto mantiene contactos permanente con todos los bancos centrales del mundo. 

¿Cómo puede el BCV, cumplir con estas funciones vitales para el país? Negociar o parlamentar con los multilaterales nombrados. No podrá hacer uso de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que mantiene en el FMI. Se verá limitado para diseñar y realizar políticas de cooperación con otros bancos centrales. Le será muy difícil movilizar las cuentas en divisas que tiene el BCV en otros bancos a nivel mundial, lo cual afectará las funciones de pago y cobro de cualquier operación en nombre público o privado. En resumen; el BCV ha perdido el reconocimiento a nivel internacional de su condición de actor independiente que ejerce el poder monetario de Venezuela. 

El alcance de ésta medida del Departamento del Tesoro, persigue restringir cualquier  operación financiera o económica con el BCV,  a toda empresa o individuo norteamericano o extranjero, que ejerza funciones en su territorio. Las consecuencias se van a ver en las próximas semanas, cuando otros bancos centrales, empresas privadas y públicas, organismos multilaterales y países, en procura de evitar problemas financieros con los Estados Unidos, van a limitar sus operaciones de pagos e intercambios comerciales con Venezuela. 

Esta medida aprieta el lazo tendido alrededor del régimen, pero como dijimos anteriormente, también lo será para el país. En los próximos meses vendrán más limitaciones para la población, lo cual será inevitable, ya que el 96% de los ingresos en divisas los provee el sector público y en su totalidad pasa por el BCV y PDVSA. Cualquier triangulación a través de empresas amigas y complacientes con el  régimen va a ser perseguidas por el sistema financiero internacional, el cual cada día es más transparente, gracias a los avances tecnológicos y algorítmicos

alt  


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com