Parálisis total
Escrito por Alexis Aponte | TW: @alexisaponte14   
Martes, 05 de Marzo de 2019 07:39

altEl estado del país es por lo menos lúgubre. Uno transita por lo que antes eran zonas industriales; Los Ruices, Los Cortijos,  La California Sur, Mariches,

Boleíta Norte, y esos sitios se han convertido en un cementerio de empresas cerradas. No hablemos de las zonas y centros comerciales en pleno casco central de la ciudad, Chacao, Petare, el oeste y el sur de la ciudad. Podemos ver cuadras y cuadras de locales con las santamarías bajadas  Es lo más parecido a un pueblo minero con las minas envejecidas, agotadas y ya depredadas. 

Para sustentar la realidad las estadísticas nos informan: el sector manufacturero e industrial trabajando a un 20% de su capacidad instalada, el sector agrícola produce un 30% de las necesidades de la población. Igual podemos decir del sector pecuario tanto en el ganado de leche como de carne. Fincas hoy convertidas en camalotales  y potreros arruinados. Lo que no ha tomado el gobierno, lo cerca y destruye los cuatreros, las vacunas y los peajes de cada alcabala en el transporte de bienes y productos. 

Lo único que crece en un país paralizado son algunos indicadores macroeconómicos que contribuyen a agudizar aún más la crisis. A título de muestra la liquidez monetaria ha crecido en un 330% en los dos (2) meses del año 2019.  Liquidez creada con dinero inorgánico que por supuesto estimula la hiperinflación que gravita sobre todos los venezolanos. El desempleo rondando el 18%  en cifras conservadoras,  un dólar Dicom alrededor de los 3.300 BSS, el cual no ha subido más, por las medidas impuestas a la banca  en materia de encaje legal, que paraliza la actividad crediticia y de intermediación. 

Por si fuera poco, la industria petrolera (PDVSA) según  fuentes confiables, tanto a lo interno de la empresa como de Bloomberg, ya no tiene donde almacenar crudo, ya que, debido a las sanciones del gobierno norteamericano no ha podido venderlo a nivel internacional. A tal efecto se dice de unos 16 cargueros de PDVSA y otras empresas asociadas,  varados en el mar territorial venezolano esperando por compradores. Esto implica que Venezuela se vea en la imperiosa necesidad en los próximos días a disminuir la producción de petróleo, más de lo que ya es una tendencia en la industria. 

Estamos hablando según la fuente,  de aproximadamente 8,36 millones de barriles de crudo, con un valor de unos US$ 500 millones. Esta situación, sumada a la disminución de compra de petróleo venezolano por parte de los EEUU, los problemas para comprar los diluyentes para obtener gasolina,  el bloqueo de acceso al sistema financiero internacional, éste último que impide cualquier transacción de cobro por venta de crudo, genera un cuadro sombrío en las próximas semanas para el país. 

La tozudez de un gobierno en permanecer en el poder a espalda de una realidad social y política, la contumacia en aplicar un modelo económico obsoleto y errado, su ignorancia de cómo funciona el sistema financiero internacional y desconocer los cambios en el mundo y que, la globalización hoy día es una realidad para bien y para mal, nos coloca como sociedad en una realidad que nos aplasta como humanos, difícil de surfearla, pero obligados a superarla. 

Un entorno económico, político, social e internacional hace inviable a este régimen, para no decir gobierno. Más temprano que tarde,  la realidad se impondrá, incluyendo a los que detentan el mando. El precio será muy elevado para todos, tendrá característica de un desenlace y está obligado a conducirnos a una solución. 

alt 

 

    

 

 

 

 


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com