El gobierno no miente: La hiperinflación si es inducida
Escrito por Rafael J. Méndez   
Miércoles, 10 de Octubre de 2018 00:00

altEl desarrollo de la economía venezolana durante los tres primeros trimestres de 2018 sólo puede describirse como catastrófico.

La implosión del país ha sido de una magnitud tan extraordinaria que el propio Banco Mundial debe excluir las cifras del "crecimiento" de la economía venezolana en su análisis de la evolución económica de América Latina para evitar distorsiones en la evaluación de la región. Por ejemplo, se espera que América del Sur crezca un 1,2% en 2018. Si el análisis de la subregión incorporara el crecimiento esperado de la economía venezolana, América del Sur disminuiría un 0,1% en 2018. El Banco Mundial estima que la economía venezolana mostrará un crecimiento del orden del -18,5% para el presente año, a pesar de que los precios de exportación del crudo venezolano están subiendo y superan los 70 dólares por barril.

Nuestra otrora próspera nación está viendo cómo su economía se desvanece: para finales de 2018 Venezuela habrá perdido más del 55% de su PIB en sólo cinco años, como resultado de la aparentemente absurda política económica de la dictadura que ostenta el poder. En nuestra opinión, lo que está ocurriendo en Venezuela no es sólo consecuencia de una administración pública profundamente corrupta e insensible al sufrimiento de la población. La implosión de la economía venezolana tiene mucho que ver con un plan orquestado por la propia cúpula en el poder para controlar  todas las instancias del país, incluyendo su propia población. 

El Sr. Maduro parece perseguir la conjunción de dos pretensiones: el sueño de todo dictador con el sueño de todo comunista. El primero se resume en la frase atribuida a Luis XIV: l'état c'est toi (Yo soy el Estado) y la segunda corresponde al A-B-C de la franquicia comunista: la búsqueda revolucionaria del derrocamiento del capitalismo. El líder bolchevique, Vladimir Lenin, fue citado por John Maynard Keynes en su libro The economic Consequences of the Peace (1919), diciendo que "la mejor manera de destruir el sistema capitalista es corromper la moneda". El Sr. Maduro y sus acólitos han tenido mucho éxito en este sentido.           La política de “impresión, impresión y mas impresión de  dinero" ha aumentado la cantidad de efectivo, depósitos a la vista y ahorros transferibles en un 119,21% sólo en septiembre de 2018, mientras que en los últimos 12 meses lo ha hecho 345 veces o 34,490%. 

Según Michael White y Kurt Schuler, que desenterraron la cita original de Lenin en un artículo publicado en 2009 en el Journal of Economic Perspectives, Lenin también explicó "...cómo estaba tratando de hacer esto en 1919":

"Cientos de miles de billetes de rublo son emitidos diariamente por nuestro tesoro. Esto se hace, no con el fin de llenar las arcas del Estado con papel prácticamente sin valor, sino con la intención deliberada de destruir el valor del dinero como medio de pago. No hay justificación para la existencia de dinero en el estado bolchevique, donde las necesidades de la vida se pagan sólo con el trabajo. La experiencia nos ha enseñado que es imposible erradicar los males del capitalismo simplemente mediante la confiscación y la expropiación, porque por más despiadadamente que se apliquen tales medidas, los especuladores astutos y los sobrevivientes obstinados de las clases capitalistas siempre lograrán evadirlos y continuar corrompiendo la vida de la comunidad. La forma más sencilla de exterminar el espíritu mismo del capitalismo es, por lo tanto, inundar el país con notas de alto valor facial sin garantías financieras de ningún tipo. Incluso un billete de cien rublos ya no tiene valor en Rusia. Pronto hasta el campesino más simple se dará cuenta de que es sólo un trozo de papel, que no vale más que los trapos con los que se fabrica. Los hombres dejarán de codiciarla y acapararla tan pronto como descubran que no comprará nada, y la gran ilusión del valor y el poder del dinero, en el que se basa el estado capitalista, habrá sido definitivamente destruida".

La consecuencia inmediata y directa de la impresión casi ilimitada de dinero es la hiperinflación, y para finales de 2018 la inflación anual superará cómodamente el 1.000.000.000% en Venezuela. La política económica del Sr. Maduro ha logrado destruir, en un período de cinco años, el 80% de las empresas manufactureras privadas, ha colapsado la producción de petróleo a niveles que no superan el 35% de la producción existente a la llegada al poder de Hugo Chávez, y no cabe duda de que el poder adquisitivo del dinero ha sido pulverizado: mientras que un ciudadano de Panamá, Chile, Brasil, Colombia o Argentina puede adquirir entre 7 y 13 Big Mac por día con su salario mínimo, el salario de un trabajador venezolano es apenas suficiente para comprar un Big Mac por semana. Esto es considerablemente más relevante si se tiene en cuenta que en septiembre de 2018 el gobierno decretó el aumento salarial que elevó el salario mínimo con sus bonificaciones de 5.196.000 Bs. a 198.000.000 Bs. y se obsequió un bono adicional equivalente a 11,5 salarios mínimos antiguos a un número muy considerable de venezolanos. 

Con su danza de impresión de dinero digital, el Sr. Maduro continúa alimentando (induciendo) los agentes causales de la hiperinflación, que como vemos, es la mejor amiga que un comunista en el poder pueda tener, aún cuando en el camino elimine sin piedad cualquier poder adquisitivo que tenga la ciudadanía y se destruyan los más elementales vestigios de calidad de vida que aún puedan detentar los pobladores del país.

El Sr. Lenin no se equivocaba al suponer que la impresión de dinero sin respaldo es un arma para atentar contra las bases de la sociedad capitalista. Sin embargo, Sir Winston Churchill también estaba en lo correcto cuando afirmaba que "el vicio inherente del capitalismo es la distribución desigual de las bendiciones. La virtud inherente del socialismo es la distribución igualitaria de las miserias". 

alt


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com