Los 25 expertos y más de lo mismo
Escrito por Alexis Aponte | @alexisaponte14   
Martes, 19 de Junio de 2018 04:51
 

altHace unos días 25 “expertos” elaboraron un documento el cual lleva como título “Recomendaciones para atender la coyuntura económica y marcar un nuevo rumbo de la economía venezolana”,

 el cual fue presentado al gobierno nacional para su análisis y estudio. 

En principio, hay una contradicción entre el nombre del documento y su contenido. Lo titulan “Recomendaciones para la coyuntura económica…” Al dársele a la crisis venezolana un tratamiento coyuntural, es creer que la actual crisis es transitoria y resulta que tenemos 15 trimestres con una caída del Producto Interno Bruto (PIB), alta inflación y en los últimos meses con hiperinflación, amén de los indicadores de escasez en alimentos, medicinas y efectivo. 

El título continúa con lo siguiente: “…y marcar un nuevo rumbo de la economía venezolana.” Por lo tanto, se infiere que el actual es errado, y es por ello que se sugieren cambios. En otras palabras, al titular ya se empieza mal.  El Documento fue elaborado por un grupo multidisciplinario en el cual se cuentan; economistas, contadores, administradores,  internacionalistas, abogados y filósofos. 

En el Documento hay contradicciones y desconocimiento de las leyes que rigen la economía, el mercado y el comportamiento del consumidor, las leyes que dominan en  la formación de precios y la política monetaria. Pareciera que se formó un grupo, que no viven en Venezuela y desconocen toda la política económica aplicada por éste y el anterior gobierno (19 años en total).

Comienzan con una propuesta referida a fortalecer el valor del bolívar como medio de pago, para lo cual proponen el bolívar oro soberano cuyo valor lo determinará la cantidad de oro depositado en el Banco Central de Venezuela (BCV), Como el valor del oro lo fija el mercado internacional, por lo tanto el “bolívar oro soberano” estará anclado al valor del oro monetario, o en su defecto proponen; “Como propuesta alternativa se sugiere fijar el valor del bolívar respecto al petróleo”, esto último, me imagino, darle un respaldo en función de las reservas probadas de petróleo. 

En la propuesta anterior demuestran un desconocimiento infinito del mercado petrolero. Uno de los “commodities” con mayor volatilidad de precios es el petróleo, lo cual estamos viviendo en carne propia. Si lo que se quiere es dar fortaleza a una moneda con productos que se encuentran bajo tierra, ignoran que para que éstos adquieran valor, requieren  de inversiones  que abarcan procesos  de extracción, procesamiento y comercialización para lo cual tienen que cumplir con todo un protocolo de calidad que el mercado exige. 

Demuestran un desconocimiento de la política monetaria. Una moneda no se fortalece con decretos. Más aún, nuestra moneda se ha pulverizado, porque la inflación la convirtió en “polvo cósmico”.  Por lo tanto, cualquier esfuerzo a fortalecer el bolívar tiene que ser dirigido a reducir la hiperinflación y las causas que la determinan. 

Proponen aumentar el porcentaje de Encaje Legal que mantienen los bancos en el BCV, además, que el mismo sea diferenciado dependiendo de la calidad y solvencia de cada banco. Un aumento del Encaje, significa un encarecimiento del crédito, si lo que se busca es incrementar la producción y con ello la reactivación económica, ésta medida no se entiende. Si el objetivo es reducir la liquidez monetaria, no están apuntando a las causas de la crisis, es decir, la reducción de los déficits  fiscales. 

A lo largo de todo el Documento podemos encontrar toda una retórica la cual es familiar tales como: referida a la información económica de los entes del estado “…un ente operativo con capacidad sancionatoria…”. Palabras como “informes de inteligencia”, centralización de los ingresos por exportación, impuestos a las Transacciones Financieras de Alto Valor” (?), creación de salas situacionales, seguimiento, control de todo el proceso de producción y comercialización de alimentos, grupos de supervisión cívico-militar, centralización de todo lo referido a compras gubernamentales, recompensa a todo aquel que denuncie ilícitos económicos, (patriota cooperante económico) creación de Comandos Políticos a nivel de toda la cadena de producción. 

Por supuesto, se continúa con el tema de la guerra económica y todas las sugerencias giran en la forma de hacerle frente. Encontramos propuestas increíbles tales como: la sugerencia de “crear un Ministerio para la Ciencia y la Tecnología…” (¡Hasta el Canciller Arreaza se reiría de esto!), pero la máxima es cuando pretenden “…recuperar la confianza, la moral y la ética…” con una campaña comunicacional. En otras palabras; la corrupción, el tráfico de influencias, la desconfianza en el gobierno y  el contrabando de extracción es un problema de comunicación. 

Estamos hablando de 25 expertos, un equipo multidisciplinario, lo más graneado, destacado y soporte del gobierno. Un Documento recargado  de galimatías, contradicciones, incoherencias, alejado de la realidad, un desconocimiento de los principios básicos de la teoría económica, de la economía venezolana y de la historia de la economía reciente. 

Respetamos las posiciones políticas e  ideológicas, pero cuando se trata de abordar problemas que gravitan sobre una sociedad con sesgos deliberados  de cualquier naturaleza, dejando a un lado las bases científicas, la razón, la lógica y la objetividad, y lo peor, haciendo más de lo mismo, el fracaso será un logro y el desastre una realidad. Lo más triste de todo esto, es que algunos de los firmantes son profesores de universidades. 

Ellos creen en la guerra económica, con razón la están perdiendo. La economía no tumba gobiernos, pero el general Hiperinflación es un tsunami, acaba con todo. 

     


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com