El drama de los viajeros venezolanos
Escrito por Henkel García   
Jueves, 05 de Noviembre de 2009 03:24

altPor muchas vías nos enteramos de venezolanos que se encontraron con dificultades a la hora de pagar sus consumos en el exterior. Este fin de semana ingresé a esta poco envidiable lista, y quiero compartir la (mala) experiencia con todos ustedes.

Un grupo de amigos, mi novia y yo decidimos pasar unos pocos días en Bogotá; no en Australia o en China o en el Imperio, sino en nuestro hermano país vecino. Salimos el día 30 de Octubre y ya desde el comienzo tenía en la cabeza la posibilidad de que mi tarjeta de crédito me daría problemas en el momento de pagar por el hotel, comidas, etc; ya tenía en mi mente que era probable que caería en las garras del sistema conformado por BCV-Cadivi-Operador Cambiario, este último en mi caso es Banesco. Siempre he sido previsivo y desde el primer día le sugerí a la recepción del hotel en el que me hospedaba que intentaran cargar a mi tarjeta de Banesco lo correspondiente a mi estadía, intentos que como bien se imaginan no fueron exitosos. Al segundo día, 31 de Octubre, decidí llamar a Banesco añadiéndole otro costo más a mi viaje, y la respuesta fue que la operación estaba "fuera de parámetro" y que en una hora podía realizar mi pago, cosa que seguí al pie de la letra y con el mismo resultado negativo. Ese mismo día decidimos mi novia y yo escaparnos para comprar algunos dulces típicos colombianos en la cadena Carrefour y a la hora de pagar salió por tercera vez en el viaje la penosa señal de "Rechazada" a la que se suma una reveladora frase de la cajera "Que pena con usted, señor, las tarjetas de ese banco no pasan". Tercer día, 1ero de Noviembre, al bajar a la recepción llamo nuevamente a Banesco y en atención al cliente caigo en el mismo procedimiento "la operación está fuera de parámetro, inténtelo en 10 minutos", con tonta e ingenua esperanza sigo la recomendación de la operadora de turno, con el mismo incómodo resultado. Llenándome de paciencia decidimos ir a un centro comercial, y lo único que tenía en mente comprar era sólo un par de zapatos, entré animado a la tienda pensando que por un milagro estadístico mi tarjeta si pasara en esa oportunidad, pero nada. Cuarto y último día, 2 de Noviembre, resignado y convencido del resultado final le digo a la persona de turno en la recepción del hotel que intentanra por una última oportunidad pasar la tarjeta, y otra vez la bendita pantalla en el punto de venta "Rechazada" no sin estar acompañada por un triste comentario "Señor, ya al ver la tarjeta de su banco, ya esperábamos que sería rechazada".

Muchas reflexiones pude sacar de esta experiencia. Primero, el sistema BCV-Cadivi-Banesco no sirve, está para servirnos a los ciudadanos-clientes pero simplemente no funciona y nos deja en vilo cada vez que nos toca salir del país. Como estamos en un mundo libre, esa libertad me permite castigar al sistema con mis elecciones. El BCV es un ente del Estado y no tengo como castigarlos directamente con mis posibles elecciones futuras, pero a Cadivi por ser un ente creado por este gobierno si puedo castigar a este último con mi voto en las próximas elecciones; a Banesco también puedo castigarlos optando por otro banco como mi institución financiera, cosa que no duden que haré, ya que se suma el hecho de que hace unos meses mi tarjeta Banesco fue clonada y los gastos en el exterior que hicieron los estafadores nunca estuvieron "fuera de parámetro". Segundo, la Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 13 dice que "Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.", pero este derecho lo podemos disfrutar los venezolanos a medias, ya que si podemos salir de nuestro país pero sin recursos para sobrevivir fuera de él. Para muchas de las personas que empáticamente conversaban conmigo, me decían que no se explicaban como era posible que no tuviéramos el derecho de utilizar NUESTRA tarjeta de crédito, libremente como cualquier ciudadano del mundo.

Mi sugerencia a los encargados de la política cambiaria y más ahora que ya se acepta la existencia del mercado permuta, es que nos permitan utilizar nuestras tarjetas de crédito venezolanas así sea con la tasa de cambio que indica el mercado permuta. No limiten su uso al cupo de dólares subsidiados por el gobierno y permítanos viajar de una manera más costosa pero infinitamente más libre.

http://www.visiondeinversion.com/








blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com