La economía en 2010 (I)
Escrito por D.F. Maza Zavala   
Jueves, 08 de Octubre de 2009 05:38

altEl presente año concluir! probablemente con un decrecimiento económico de 2%, al decir del Fondo Monetario Internacional y el próximo año proseguirá la recesión con una tasa negativa de 0,4%, advirtiendo en su visión panorámica de América Latina que el país al que le será más difícil lograr la recuperación es Venezuela. Objetiva mente considerado el FMI no tiene razón alguna para discriminar en contra de este país al que recientemente asignó DEG por un equivalente de 3.400 millones de dólares. El Gobierno nacional debe reconocer al organismo multilateral por ese aporte, aunque en el pasado había anunciado el retiro de Venezuela del FMI. Al parecer reconsideró la presunta decisión y las relaciones continúan. Es digno de reflexión que siendo Venezuela un país ex portador de petróleo y receptor, por tanto, de ingentes ingresos en divisas, amén de lo que podría obtenerse por las negociaciones con la Faja del Orinoco, sea el que menos tiene posibilidad en el corto plazo de superar los efectos de la crisis mundial. No tenemos blindaje ni mucho menos frente a la coyuntura adversa.

Al presentar a la Asamblea Nacional el proyecto de ley de Presupuesto de Ingresos y Gastos para el año 2010, el Ejecutivo Nacional estima que para ese año se logrará un crecimiento económico de 0,5%, lo que prácticamente significa contracción, si se hace referencia al crecimiento de la población a una tasa anual de 1,9%: el descenso del producto interno bruto por habitante sería de 1,4%; en el año actual, si la declinación es de 2%, el PIB por habi tante se situaría en 3,9% en sentido negativo.

Esto, más que estancamiento, es recesión.

Otras indicaciones oficiales para el año próximo se refieren al precio del petróleo y la tasa de inflación: el primero se calcula en 40 dólares por barril, lo que es de una exagerada prudencia, ya que lo más probable es que el precio supere los 60 dólares.

En verdad, la diferencia probable entre 60 y 40 da un margen bastante amplio de recaudación fiscal petro lera con respecto al ingreso calculado en el presupuesto: ese margen, como ha sido en el presente año, permite al gobierno mediante créditos adicionales, disponer de recursos extraordinarios que administrará según su conveniencia.

Hay que tener en cuenta que el año próximo es de elecciones muy importantes para la Asamblea Nacional y el gobierno jugará con todos sus medios y recursos para obtener mayoría parlamentaria. Ello quiere decir que el gasto público alcanzará nuevo máximo histórico, quizá sobrepase los 200 billones de bolívares fuertes, y ojalá que una apreciable proporción se destine a gastos genuinamente sociales. Es posi ble igualmente que se siga recurriendo al endeudamiento para obviar la limitación de los ingresos ordinarios.

La tasa de inflación calculada oficialmente para el próximo do sería de 20% a 22%; aun así ocasionaría graves reveses a la economía y al bienestar social.

El salario mínimo tendría que ser fijado en un nivel 25% mayor que el actual para preservar el poder adqui sitivo de los receptores. La inflación, como hasta ahora, será impulsada por el gasto pú blico y favorecida por la caída del potencial productivo, principalmente en la agricultura animal y vegetal y en la industria manufacturera, proveedores internos de bienes de consumo. La provisión externa de estos bienes estará sujeta a las circunstancias que afec tan al intercambio.

Nuestra seguridad alimentaria depende en más de 35% de la buena voluntad y del espíritu mercantil de nuestros nuevos socios comerciales. Mientras la inflación no sea vencida, la economía tendrá un ingrediente más de inestabilidad.

Volveremos sobre lo que nos espera en 2010 en la próxima columna.

Fuente: El Nacional


blog comments powered by Disqus
 
OpinionyNoticias.com no se hace responsable por las aseveraciones que realicen nuestros columnistas en los artículos de opinión.
Estos conceptos son de la exclusiva responsabilidad del autor.


Videos



opiniónynoticias.com